La pista de Km 4 es un espacio para todos

La misma la pueden utilizar todos los que se quieran acercar ya que las puertas están abiertas de lunes a sábados de 10 a 20 para todo público. Hay que llevar calzado lizo.

 Una de las grandes metas y aciertos que tuvo la comisión del Ente Autárquico Comodoro Deportes, junto con el Gobierno provincial y municipal, es haber inaugurado la pista de atletismo en las inmediaciones del barrio de Km 4. La misma es para uso de todos los que se quieran acercar ya que las puertas están abiertas de lunes a sábados de 10 a 20 para todo público. El único requisito es llevar calzado lizo y tener ganas de vivir un agradable momento de actividad física.

Sin dudas que desde el año pasado el estreno de la pista de solado sintético marcó un camino nuevo para todos los deportistas de Comodoro y los que vienen de visita. Es que ahora ya hay un lugar puntual en donde concentrarse para la práctica deportiva en zona norte, hacer actividad física y los atletas de alto rendimiento pueden exigirse al máximo en el terreno acorde para ellos.

Inaugurada en el mes de junio del año pasado tras muchas idas y vueltas promesas sin cumplir e ilusiones que se caían al no ver palpable el objetivo, hoy la pista en Km 4 ya es una parte más de Comodoro. En cuanto al lugar cada día que transcurre se lo ve más lindo. Es poco decir que la dedicación que aplican los encargados es amor puro hacia su cuidado. El solado sintético se mantiene en perfectas condiciones y el césped, enemigo nato del clima eólico comodorense, se conserva vigente para darle ese toque que conjuga color vivo y naturaleza pura en cercanías del mar.

Durante esta parte del año se está trabajando en horario de verano, con un lapso de tiempo un poco más extenso de lo que se habitúa durante el resto del año, abriendo las puertas para todo público a las 10 de la mañana y cerrando las puertas a las 20.

Pero el trabajo comienza más temprano comentaba el responsable de pista Carlos Colsani. “Nosotros desde las 8 de la mañana ya estamos trabajando operativa en su cuidado para comenzar a recibir a la gente a las 10 y que se encuentre con la pista en las mejores condiciones. Mantener el piso sintético no es un trabajo fácil, demanda sus cuidados y emplear tiempo en su limpieza para que perdure. Tenemos un chico que se encarga del césped y una señora que ayuda a limpiar y mantener todo en orden. También hay dos serenos que ayudan a mantener la seguridad cuando el sol se va y la luna aparece. El asesor técnico de pista es Esteban Coria con todos ellos realizamos la gran responsabilidad de cuidar la pista y siempre tratamos de hacerlo de la mejor manera”.

El común denominador es imaginarse que una pista de tamaña dimensión solo sirve para que los atletas dispongan de ella, pero se debe aclarar que esto no es así, que toda la gente que quiera utilizarla está en todo su derecho. No sólo para correr, sino que se puede utilizar para caminar, practicar salto en largo, lanzamiento de jabalina y de bala. El único requisito es llevar un calzado lizo, lo que permite no dañar el suelo de la pista.

En cuanto a la organización de cada uno de los carriles están bien diagramados para que se puedan utilizar todos y cada uno de ellos para las diferentes actividades. Es así como el andarivel uno y dos es para uso exclusivo de los atletas fondistas; los carriles del tres al cinco para los vallistas y corredores. Mientras que los restantes es para los aerovistas, personas que van a visitar la pista para actividad física y no exclusivamente para un entrenamiento.

Cada vez que alguien se hace presente en la pista hay una nota y un registro que hace formal el uso. Es así como los libros arrojan que los que más frecuentan son las agrupaciones como Team Treno, Club Atlético Tucán, Pila Páez entre otros. Los que con regularidad están yendo debido a la pretemporada son los Clubes de fútbol, como la Comisión de Actividades Infantiles y Deportivo Portugués. Los que están frecuentando su uso es la Asociación de Árbitros que la utilizan para su acondicionamiento físico para todo el año.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico