La Policía de la Provincia incorporó 20 patrulleros

Un total de 20 nuevos vehículos patrulleros 0 Km incorporó ayer la Policía de la provincia mediante una inversión de 837.000 pesos realizados por el gobierno del Chubut, a los que se le sumarán en el corto plazo otras flamantes 20 camionetas. Las nuevas unidades fueron entregadas a la fuerza en un acto que encabezó el ministro de Gobierno y Justicia, Máximo Pérez Catán, frente a la Unidad Regional de Policía de Trelew, oportunidad además en la que fue puesto en funciones el nuevo jefe, el comisario inspector, Luis Alberto Báez. Tras la incorporación de los nuevos vehículos, de los cuales cinco no están identificados; el ministro en diálogo con la prensa manifestó que “en Trelew ha habido una serie de hechos que nos han preocupado y han movilizado algunos cambios”, dijo en referencia a la asunción de Báez al frente de la Unidad Regional Trelew.
Pérez Catán ratificó la labor constante del gobierno “de trabajar en pos de generar mayores niveles de seguridad”, y afirmó que “nosotros respaldamos a los policías que trabajan con honestidad, empeño y vocación en una profesión tan difícil”, y aclaró que “así como apoyamos a quienes trabajan honestamente también trabajamos para que la Policía individualice a aquellos que no lo hacen correctamente”, y citó como ejemplo de ello las medidas tomadas con algunos efectivos que “están bajo investigación sumarial”, por conductas impropias.
“Todos trabajamos para tener más seguridad”, dijo el ministro y si bien indicó que “muchas veces somos tapa de los diarios también es cierto que la Policía trabaja fuertemente, detiene a los delincuentes, resuelve la inmensa mayoría de los hechos pero también lidiamos con algunos personajes que lamentablemente tienen records de delitos a las comisarías permanentemente”, sostuvo y citó como ejemplo el caso de un detenido por portación de sustancias prohibidas dejó de ser menor “y en los últimos años registra no menos de 6 ó 7 causas por año y de estos ejemplos son varios”. “La gente quiere vivir segura y a nadie le gusta ser víctima de un delito, por lo tanto es nuestro deber trabajar para que no ocurra ninguno, eso es idílico, pero nosotros trabajamos para alcanzar el ideal, que no suceda ninguno”, dijo más adelante el ministro Pérez Catán.
Al ser consultado sobre el rol de la justicia, el ministro recordó que “nosotros nos hemos hecho la autocrítica respecto a que estamos atentos a aquellos empleados infieles y creo también que la Justicia necesita ser autocrítica”, dijo y agregó que “no sé si es necesario discutir el nuevo Código pero tal vez sí creo que haya que ser autocrítico en cuanto a sí el funcionamiento de la estructura judicial y el desempeño de los funcionarios judiciales ha estado acorde a las expectativas de la implementación del nuevo Código”.Precisamente sobre los funcionarios judiciales, el ministro dijo que “hay algunos que tienen más presteza a la hora de resolver conflictos que tienen que ver con la seguridad y las situaciones sociales y hay otros que se toman todos los tiempos que las leyes le permiten”.

POLICIAS HONESTOS Y OTROS NO
Por su parte el jefe de la Policía, Juan Ale, coincidió con el ministro en señalar que “durante toda mi carrera he visto y ha habido personas que integraban las filas policiales y han cometido delitos gravísimos”, dijo y destacó que “siempre se ha puesto a disposición de la Justicia a empleados policiales que han estado involucrados en robos, lamentablemente en una cantidad muy grande de personal siempre puede haber desvíos de algunos, lo interesante de esto es que siempre se ha puesto a disposición de la Justicia”.
Luego de reivindicar la labor de los efectivos, el jefe policial también fue categórico al señalar que “el policía no puede tener zonas grises”, afirmó en referencia a la relación entre policías con delincuentes y citó como ejemplo “un hecho confuso” sucedido en las últimas horas en Comodoro Rivadavia.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico