La Policía secuestró un chaleco antibalas de la casa de un árbitro

En la búsqueda del homicida de Eduardo Sáez, personal de la Brigada de Investigaciones y policías de la Seccional Cuarta allanaron la vivienda de Daniel “Pepe” Rodríguez, pero no lo hallaron ni a él ni al arma homicida. Sin embargo en la casa de un vecino, en Juan Moreira al 1.000 -propiedad de un árbitro de fútbol- secuestraron un chaleco antibalas de la Policía del Chubut.

 La Brigada de Investigaciones y la Policía de la Seccional Cuarta realizaron dos allanamientos el domingo a la tarde en la calle Juan Moreira al 1.000 del barrio Ceferino Namuncurá en el marco de la investigación por el primer homicidio del año, en el que perdió la vida Eduardo Sáez (26) tras recibir un tiro en el pecho y agonizar media hora bajo la lluvia.

Los investigadores allanaron la vivienda de Juan Moreira 1.046 donde reside Daniel Alejandro “Pepe” Rodríguez (18), el principal sospechoso del homicidio y al que sindicaron todos los testigos como el autor material.

La orden de allanamiento que firmó la juez de turno, Gladys Olavarría, habilitó el ingreso de los policías a las propiedades de Juan Moreira 1.046 y 1.034. En la primera reside Rodríguez con la pareja de su madre, Andrés “Oreja” Carrizo -que cumple prisión preventiva por el tiroteo de hace una semana en las 232 Viviendas-, donde los investigadores no encontraron a “Pepe”, ni mucho menos el arma homicida, presumiblemente un revólver. Pero sí secuestraron más de una decena de teléfonos celulares de dudosa procedencia. Al no encontrarse a Rodríguez, la orden de captura continúa vigente y podrá ser detenido en donde se lo encuentre.

Sin embargo lo que llamó la atención de los investigadores fue el resultado del segundo allanamiento realizado el domingo a la tarde en relación al primer homicidio de 2015 en Comodoro. Es que los policías obtuvieron el dato de que la casa de un vecino del sospechoso del homicidio podría ser “aguantadero” en donde guardaba objetos de dudosa procedencia. La misma es propiedad de un conocido árbitro de Primera División.

Por eso también ingresaron allí con una orden judicial para encontrarse con un chaleco antibalas de la Policía del Chubut. Este tipo de vestimenta no puede ser utilizado por particulares, por lo que se investiga si es el mismo que le robaron a un empleado policial de la alcaidía y cómo es que llegó a esa vivienda.

ANDABAN CON UN

MONITOR ROBADO

Según el testimonio de quienes estaban reunidos en la casa de la familia Mansilla en la madrugada del crimen, “Pepe” Rodríguez llegó acompañado por un amigo que traía un monitor de computadora. Después de la ingesta alcohólica y de la discusión entre Rodríguez y Sáez que culminó en el homicidio, tanto “Pepe” como su amigo salieron corriendo del lugar y según los testigos se llevaron el monitor que se cree sería robado.

Justamente en los allanamientos la policía secuestró un monitor de computadora que según se cree podría ser el que llevaba el amigo de Rodríguez que aún no fue identificado. Según las fuentes consultadas por este medio, ahora se intentará obtener huellas dactilares del monitor para establecer la identidad del acompañante de Rodríguez.

Ayer, desde la Unidad Regional de Policía aseguraron que el homicidio no se debió a un enfrentamiento de bandas, aunque Rodríguez estaba sospechado de haber participado en el tiroteo que se produjo el martes pasado en los pasillos de las 232 Viviendas. No obstante, los investigadores no pudieron probar su participación en ese hecho que tuvo como víctima a Luis Humberto Hernández, un sujeto que también cuenta con prontuario. Por ese tiroteo está en prisión preventiva Andrés Carrizo, a quien en el barrio conocen como “el Oreja” y que es padrastro de “Pepe” Rodríguez.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico