La provincia minimiza el derrame de Caleta Córdova

El Diputado provincial del ARI, Fernando Urbano, quién llegó a Caleta Córdova acompañado por el Dr. Enrique Viale, presidente de la Asociación de Abogados Ambientalistas de Argentina, elaboró y difundió un pormenorizado informe sobre la visita en el que cuestiona un aparente cambio de postura del ejecutivo provincial.

El legislador detalle en su informe las impresiones recibidas en los encuentros que mantuvo con los habitantes de la populosa barriada afectada, empresarios turísticos, trabajadores del petróleo, de la pesca y jóvenes de zonas aledañas que habrían determinado presentarse como querellante en la causa.
En el comunicado Urbano considera que “lo central del tema apunta a la necesidad de comprender los negativos efectos del derrame de petróleo, más allá del problema de medio ambiente o de control inmediato para asegurar la supervivencia de la fauna y flora afectada” y agrega que “es imperioso entender que el imponderable perjuicio se extiende hacia el futuro próximo y mediato, afectando potencialmente los recursos naturales, humanos, económicos y sociales de la región. En este sentido es indispensable prever que el problema tiene que abordarse desde la comprensión del manejo y control de los recursos hidrocarburíferos y marítimos, y asimismo, de las posibilidades de desarrollo sustentable de la zona y sus pobladores”.
“A esta altura de los hechos –continúa el legislador- resulta impostergable asumir un rol más activo y previsor, habida cuenta del cambio notorio de la política del gobierno provincial. Éste, en un primer momento, asumió con premura una acción protagónica y directa procurando salvaguardar los recursos naturales afectados directamente, denunciando a los posibles responsables a través de Termap y sus empresas controladoras, en su mayoría de origen extranjero, e impulsando una investigación y una acción penal contra los responsables del hecho, llegando incluso a adelantar la posibilidad de imponer a los mismos una penalidad de un monto multimillonario”.
Otro párrafo de la nota considera que “este primer impulso sufrió un notorio viraje en la última semana, alegándose que el problema ambiental está casi solucionado y acotándolo a un problema de contaminación que afectó sólo a algunas pocas aves y demás especímenes de fauna marina, cuando en realidad la mancha de petróleo se extendió hasta abarcar más de 40 kilómetros de costa” esgrimiendo que “esto contrasta de modo flagrante con la penosa realidad, ya que –por ejemplo– el día viernes 4 de enero fueron descubiertas más de cien aves infectadas y se hallaron masas líquidas altamente contaminantes en costas más alejadas de Caleta Córdova que tampoco tendrán una solución inmediata. Pero principalmente, este cambio de táctica política deja entrever la decisión del gobierno provincial de disminuir el problema sobre el uso y control de los recursos naturales estratégicos como son los hidrocarburos en la Provincia de Chubut, y los problemas que se pueden generar a partir del mal uso e inadecuada administración, control y seguridad”.
Finalmente, el diputado del ARI asegura que “tal desmanejo impactará probablemente sobre los demás recursos naturales y humanos, el patrimonio de la Provincia y sus pobladores, afectando a buena parte de un recurso estratégico patagónico y de todo el Estado argentino”.
Finalmente, Urbano considera que “otro elemento que nos parece central remarcar como resultado de este acercamiento al problema es la situación en que se encuentran los trabajadores pesqueros, que no sólo pierden su fuente laboral, sino que se sienten amedrentados para denunciar su situación específica y los verdaderos alcances del problema”, señalando un aspecto no menor en la situación generada en la zona visitada por el diputado y los especialistas en derecho ambiental que lo acompañaron.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico