La selección argentina de básquet retornará el viernes a las prácticas

El equipo, que conduce Sergio Hernández, volverá esta semana a los entrenamientos en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo de Capital Federal con miras a seis amistosos de preparación para el Mundial de China, que se jugará del 31 de agosto al 15 de septiembre.

El seleccionado argentino de básquetbol, flamante campeón en los Juegos Panamericanos de Lima, comenzará el viernes con los entrenamientos en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD), del barrio de Núñez, de cara al Mundial de China, que se jugará del 31 de agosto al 15 de septiembre.

El equipo conducido por Sergio “Oveja” Hernández se concentrará el jueves por la noche y en la mañana del viernes retomará los entrenamientos con los mismos jugadores que el último domingo vencieron a Puerto Rico (84-66) en la final de los Juegos Panamericanos.

El grupo estará compuesto por los bases Luca Vildoza, Facundo Campazzo y Nicolás Laprovíttola, los escoltas Nicolás Brussino, Lucio Redivo y Máximo Fjellerup, los aleros Patricio Garino y Gabriel Deck, y los pívots Luis Scola, Marcos Delía, Agustín Caffaro y Tayavek Gallizzi.

Argentina se entrenará tres días en el CeNARD -el viernes será el único abierto y con atención a la prensa- y luego arrancará su gira en el exterior por Francia y Japón con seis encuentros amistosos previos al debut oficial en el grupo B contra Corea del Sur, el 31 a las 8:30 (hora de Argentina).

En Francia, Argentina se enfrentará a Brasil (15/8), Montenegro (16/8) y Francia (17/8); en Japón, al seleccionado local dirigido del argentino Julio Lamas (22/8), y ya en China, a Rusia (26/8) y España (27/8).

El seleccionado nacional completará el grupo B con Corea del Sur, Rusia y Nigeria, en una eliminación en la que los primeros dos pasarán a los octavos de final. Allí se enfrentarán a los dos mejores de la zona A, que integrarán China, Polonia, Venezuela y Costa de Marfil.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico