La semana que viene vence el plazo total del proceso por el crimen de Eliana Epulef

El homicidio de Eliana Epulef ya cumplió tres años y sigue dando vueltas en la Justicia sin que el fallo quede firme. El martes próximo vence el plazo total de duración del proceso y por tal motivo el único condenado podría quedar en libertad.

Diario Patagónico advirtió esta posibilidad el 26 de julio del año pasado al informar que la directora de la Oficina Judicial, Marcela Freile, recién fijó la realización del juicio cuando faltaban 8 meses para el vencimiento total de la causa.
A pesar de que paradójicamente el viernes, al cumplirse 3 años del homicidio de Eliana Epulef, la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia le confirmara a Damián Celestino Vera una pena de 5 años y 8 meses de prisión, el crimen sigue en riesgo de quedar impune. Es que este martes se vence el plazo total de duración del proceso sin que el fallo quede firme y, por defecto, el imputado debería quedar absuelto.
La situación se dio a partir de la demora en la realización del juicio y el incumplimiento al que se acostumbró la dirección de la Oficina Judicial, a cargo de Marcela Freile, respecto del artículo 300 del Código Procesal Penal, el cual fija un plazo de 30 días como máximo, después de la audiencia preliminar, para la realización del juicio. En este caso el debate se demoró casi 2 años, faltando apenas 8 meses para el vencimiento total del proceso, que es de 3 años.

LA CONDENA Y
EL CAMBIO
En ese juicio el imputado fue condenado a la pena de 10 años y 8 meses de prisión como autor del delito de homicidio simple y agravado por el uso de arma de fuego con dolo eventual, aunque la sentencia fue impugnada ante la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia y a mediados de octubre del año pasado los jueces Martín Montenovo, Daniel Pintos y Guillermo Müller modificaron la calificación, en beneficio del imputado, condenándolo por tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.
Allí, además, se ordenó que un nuevo tribunal llevara a cabo el juicio de cesura para determinar la pena. El mismo se realizó en enero de este año y en esa ocasión se le impuso a Vera la pena de 5 años y 8 meses de prisión, condena que también fue impugnada y vuelta a tratar ante la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia, lo cual sucedió el viernes. Allí, el abogado defensor, Guillermo Iglesias, cuestionó el agravante del uso de arma de fuego y pidió una pena que se corresponde con la tentativa de homicidio simple --4 años--, mientras que en forma subsidiaria propuso 5 años y 4 meses.
Por su parte, el fiscal general Marcelo Cretton sostuvo que “la aplicación del agravante del uso de arma de fuego no debe ser objeto de este recurso" y solicitó que se confirme la pena de 5 años y 8 meses, considerándola proporcional y adecuada. También solicitó que se mantenga la prisión preventiva del imputado hasta que la sentencia quede firme.
Finalmente la Cámara resolvió confirmar en todos sus términos la sentencia del tribunal de cesura y ordenó el mantenimiento de la prisión preventiva hasta que el fallo quede firme, aunque este martes se cumplen los 3 años que el Código Procesal Penal fija como plazo máximo de duración del proceso.
A todo esto, vale decir que la sentencia se encuentra apelada por ambas partes ante la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia del Chubut. A esa instancia recurrió la Fiscalía para pedir que se reconsidere el fallo de la Cámara Penal con el cual se modificó la calificación a una menos gravosa, mientras que la defensa reclamó que la calificación se modifique a una menos gravosa todavía, como lo es la de abuso de arma y que formó parte de la calificación alternativa que oportunamente presentó la Fiscalía en su acusación.
Esa instancia superior no se llevó a cabo aún, por lo que se deberá establecer si en algún momento se interrumpieron los plazos procesales, o si finalmente el imputado quedará absuelto cuando el 26 de marzo se cumplan los 3 años de la audiencia de control de detención en la cual fue sometido a proceso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico