La Sub 17 de Argentina debutó en el Mundial con un empate

El equipo, que conduce Pablo Aimar, igualó sin goles con España en partido correspondiente a la primera fecha del Grupo E. El próximo encuentro de los pibes argentinos será el jueves frente a Camerún.

El seleccionado argentino sub 17 cumplió ayer una destacada actuación pero empató sin goles ante el subcampeón España en el partido que marcó su debut en el Grupo E del Mundial de la categoría en Brasil.

El equipo de Pablo Aimar fue dominante en la mayor parte del encuentro que se celebró en el estadio Kléber Andrade de la ciudad de Vitória, situada unos 500 kilómetros al norte de Río de Janeiro.

En ese mismo escenario, el conjunto argentino volverá a presentarse el jueves desde las 20 ante Camerún y cerrará su participación en la fase de grupos ante Tajikistán, el domingo a las 17, con la ilusión de ubicarse entre los dos primeros de su zona o como uno de los cuatro mejores terceros para avanzar a los octavos de final.

“El empate nos sirvió para demostrar que estuvimos a la altura de las circunstancias”, valoró Aimar a la transmisión oficial de la FIFA una vez terminado el partido.

Y ciertamente fue así porque Argentina, ante un rival de jerarquía, impuso condiciones con un equipo dinámico, audaz, con buen pie y vocación ofensiva, en el que se destacaron el armador Matías Palacios (San Lorenzo) y el hábil delantero Exequiel Zeballos (Boca Juniors).

Ellos dos tuvieron las primeras ocasiones de peligro en el partido: Palacios, con un tiro desde propio campo que pegó en el travesaño del arco español y Zeballos con una definición imprecisa tras un gran contraataque.

España también mostró sus cartas, especialmente con el indescifrable Pedri, un jugador veloz y muy difícil de tomar por sus apariciones en todo el frente de ataque. El seleccionado español, cuatro veces finalista de un Mundial Sub 17 (1991, 2003, 2007 y 2017), pudo ponerse en ventaja sobre el final de la primera parte cuando el árbitro australiano Chris Beath marcó una falta por golpe de Cristian Medina a José Menargues pero luego retrotrajo -a instancia del VAR- por posición prohibida en el inicio de la jugada.

En el segundo tiempo, Argentina mantuvo la búsqueda sobre el arco de Iván Martínez con su ataque ancho y el remate externo de Palacios como principal recurso.

España, por su parte, amenazó en cada réplica pero en definitiva ninguno de los dos equipos encontró los caminos al gol y marcharon satisfechos por el esfuerzo en el partido que dejó buenas sensaciones en cada entrenador.

En esta edición Brasil 2019, Argentina buscará llegar por primera vez a la final de un Mundial Sub 17 y superar la mejor actuación histórica que representan los terceros puestos en Italia 1991, Ecuador 1995 y Finlandia 2003.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico