La Sub 17 recompuso su imagen con una goleada

Leverón había puesto en ventaja a los centroamericanos de penal. Igualó Meza cuando se terminaba el primer tiempo. Dos goles de Mazzola y uno de Machuca permitieron liquidar la historia en la etapa final. El sábado Argentina se enfrentará con España y le bastará un empate para clasificar a los octavos de final.

Ulsan (Télam)
El seleccionado Sub-17 de fútbol de la Argentina venció ayer por un holgado 4-1 a Honduras y se recuperó del discreto debut que había cumplido en el Mundial de la categoría que se lleva a cabo en Corea del Sur, cuando apenas empató sin goles ante Siria.
El encuentro, válido por el Grupo ‘C’, se jugó en el estadio Ulsan Complex de la ciudad coreana, fue arbitrado por el japonés Yuichi Nishimura y tuvo un primer tiempo claramente favorable al equipo hondureño, que se puso en ventaja con un gol anotado por el mediocampista Johny Leverón, de tiro penal, aunque Argentina logró empatarlo a través de su capitán, el defensor Fernando Meza.
En el segundo tiempo, los cambios introducidos por el entrenador del equipo albiceleste, que en esta ocasión lució una camiseta azul, rindieron efecto y Argentina pudo revertir el marcador merced a dos goles del ingresado Nicolás Mazzola y otro de Alexis Machuca.
El seleccionado juvenil volverá a jugar el sábado a las 4 (hora argentina) en la ciudad de Gwangyang ante España, líder del Grupo ‘C’ tras el triunfo que logró ayer por 2-1 sobre Siria, con goles de Fran Mérida y Daniel Aquino para los europeos y de Solaiman Solaiman para los asiáticos.

ARRANQUE  COMPLICADO
Argentina jugó un primer tiempo flojo, sin ideas ni situaciones de gol, y permitió a Honduras ponerse en ventaja con el gol de penal del ‘zurdo’ Leverón, tras una falta del arquero Luis Ojeda sobre Christian Martínez.
El seleccionado hondureño, que venía de ser goleado 4-2 por España, había tenido dos chances claras antes del gol, a través de un cabezazo de Leverón en el área chica que contuvo Ojeda, y un remate de larga distancia de Luis Garrido que tras ser rechazado por el arquero de Unión de Santa Fe dio en el travesaño.
Miguel Angel Tojo, el entrenador argentino, estuvo muy rápido de reflejos, no perdió el tiempo y ordenó el ingreso de Pablo Rolón a los 37 minutos en lugar de Maxi Oliva, el más flojo de la última línea, y Argentina pasó a defender con tres hombres, y además ganó en dinámica y creación del juego.
El empate llegó a través del capitán Meza, quien sacó máximo provecho al primero de una serie de errores groseros del arquero hondureño Marlo Licona, quien salió mal a rechazar un centro y dejó la pelota a merced del defensor de San Lorenzo para que defina con clase, de emboquillada.
En el segundo tiempo Argentina ganó fútbol y juego aéreo con el ingreso de Mazzola, lo que le permitió dominar el partido y generar varias situaciones de gol.
Mazzola aprovechó otra salida en falso de Licona y un muy buen centro de Rolón -gran pegada en jugadas con pelota parada- para anotar el 2-1 de cabeza, y por idéntica vía anotó Machuca, lo que le permitió a los argentinos ponerse 3-1 y definir el partido, ya que Honduras no volvió a llegar sobre el arco de Ojeda.
Mazzola, el dúctil atacante de Independiente de Avellaneda, puso el 4-1 final con otro cabezazo, esta vez tras un muy buen centro desde la derecha enviado por Eduardo Salvio, uno de los más claros con la pelota en los pies.
Argentina mejoró respecto de lo que había hecho ante los sirios, y demostró mucha reacción tras un primer tiempo flojo, lo que permite ilusionarse de cara al futuro y con miras a las instancias finales del campeonato, habida cuenta de que la clasificación es casi un hecho porque avanzan los dos primeros de cada zona más los cuatro mejores terceros.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico