La transición municipal comenzó por el presupuesto

Martín Buzzi y Néstor Di Pierro comenzaron a trabajar de manera conjunta con el fin de que la transición en el poder municipal de Comodoro Rivadavia resulte lo más ordenada posible. Ayer comenzaron a definir los números del presupuesto 2012.

Según explicó el actual intendente de Comodoro luego de la reunión de trabajo celebrada ayer a la mañana, junto con Néstor Di Pierro abordaron diferentes temas vinculados con la transición municipal. En dicho contexto se analizaron prácticamente todos los tópicos, “fundamentalmente” los que tendrán continuidad durante la gestión que comenzará el 10 de diciembre, como el proyecto de las 500 cuadras y el presupuesto que si bien se aprueba este año se ejecuta en 2012. “Estamos entregando toda la documentación correspondiente”, expresó Martín Buzzi.
Una vez más, quien dentro de cinco meses se mudará a Rawson para asumir como nuevo gobernador de Chubut hizo hincapié en el hecho de que la comunidad debe estar tranquila porque se avanza en un proceso de transición ordenada en la órbita municipal.
“Estamos transfiriendo el conjunto de los temas que son de una continuidad en el tiempo y que continuarán en la próxima gestión como es el Presupuesto Participativo”, agregó.
Buzzi dijo que seguirá el diálogo tanto con Di Pierro como con el viceintendente Carlos Linares y con el grupo de colabores que éstos designen para el trabajo conjunto que de ese modo permitirá que “Comodoro siga avanzando, con la seguridad de que le vamos a entregar una administración municipal prolija, saneada, con números muy equilibrados”.

DIFERENCIAS CON DAS NEVES
En otro orden, Buzzi también auguró poder tener una transición ordenada con el actual gobernador Mario Das Neves, quien ayer estuvo en Comodoro Rivadavia. Respecto de este tema, el intendente aseguró que más allá de las diferencias de tipo político que surgieron a partir de la precandidatura a vicepresidente del mandatario saliente como compañero de Eduardo Duhalde en la Unión Popular,  “hay cuestiones institucionales que gestionamos, formamos parte y puede haber diferencias políticas pero los vínculos institucionales continúan y eso es lo importante, porque la ciudad y la provincia tienen continuidad en el tiempo”.
El intendente acompañó ayer a Das Neves en su recorrida por la ciudad, apuntando que “la gestión del Estado continúa y hay que transmitirle tranquilidad al conjunto de la población con estas cosas”.
En cuanto a lo que compete al trabajo local, señaló que en estos cuatro años de gobierno en la comuna, la mayoría de los proyectos que envió el Ejecutivo han salido con el apoyo de la mayoría del Concejo Deliberante, lo cual consideró “un gesto que debe considerarse valioso porque habla de que las cosas importantes tienen el acompañamiento de los distintos grupos políticos”.
Asimismo, hablando de la transición camino a diciembre, dijo que hay reuniones pautadas y que se busca hacerlo con cierto orden.

ENTES AUTARQUICOS
En cuanto a la transición con la provincia, dijo que recibió el domingo un llamado del gobernador Das Neves quien le comunicó que vetará parcialmente la ley de entes autárquicos, ya que busca que no se interprete la sanción de esta norma como un intento de condicionar al futuro gobierno provincial de Buzzi y Gustavo Mac Karthy.
El intendente reiteró en este contexto su sorpresa por lo resuelto el jueves en la Legislatura, cuando fue aprobada sobre tablas la normalización de los entes autárquicos, lo cual no figuraba en el orden del día y que salió como ley por el voto de la UCR, el Provech y el “dasnevismo”.
Ayer, Buzzi expresó su expectativa por ver cómo queda la ley con esta decisión que tomó Das Neves de vetar algunos artículos, aunque “queda claro que estas cosas hay que conocerlas con antelación y que temas que estamos acordando a nivel municipal, también tienen que poder acordarse a nivel provincial. Lo que nosotros estamos siguiendo son aquellas cosas que pasarán a nuestra gestión y sobre las que haremos un seguimiento”.
Si algo criticó es que como muchos de los actores, “nos enteramos de las cosas en el momento en que se estaba aprobando la ley, cosa que nos pareció de muy mal gusto”.
No obstante se mostró tranquilo por el hecho de apreciar que “una ley se cambia con otra ley” y dijo que desde este punto de vista no habrá problemas, aunque según su opinión “la transición tiene que ser ordenada”.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico