La Universidad define el destino de 5 millones

El Consejo Superior de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB) se reunirá este jueves y viernes en Comodoro Rivadavia para tratar, entre otros temas, el destino que le dará a los cinco millones de pesos recibidos de Nación como refuerzo presupuestario.

Las gestiones realizadas por el rector, Jorge Gil, ante la Secretaría de Políticas Universitarias y la Dirección de Programación Presupuestaria de Nación, obtuvieron sus frutos y por eso ahora el debate se centrará en el destino de esos fondos.
El presupuesto de la institución, fijado en 100 millones, no es suficiente para el funcionamiento de la UNPSJB que a pesar de los esfuerzos por dar señales de mejor administración, aún evidencia serios problemas económicos.
El rector indicó oportunamente que «las necesidades presupuestarias previstas para este año están en el orden de los 110 millones de pesos», y plantea un déficit de 10 millones para este año.
«De recibir esos fondos, el déficit se reduciría a 5 millones de pesos, que igual es importante pero sería más manejable y hay mayores opciones para cubrirlo», sostuvo el rector.
Gil reconoció el apoyo del senador Marcelo Guinle en la búsqueda de fondos, y afirmó que también se buscaría apoyo político de parte del gobernador, Mario Das Neves. En este marco, afirmó que «el cien por ciento del presupuesto se va en concepto de salarios y esto dificulta cualquier expectativa. Lo que vemos a diario, como el tema del gas, de la electricidad, o el Museo del Petróleo... cualquier problemática que exige el mantenimiento normal de la Universidad, nos causa problemas serios».
En este marco Eduardo Bombera, secretario general de la Asociación de Docentes Universitarios, sostuvo que en función de las recientes declaraciones del rector se puede deducir que «no piensa invertir en docencia», y apuntó que «hay muchas dificultades económicas, entre otras carreras nuevas sin financiamientos, serios problemas edilicios. Pero hay partidas con fines específicos, por ejemplo 900 mil pesos que vinieron a pagar el decreto 1.610 a los docentes, y eso lo reconoce el gobierno y no el rector. Hablamos de una deuda vieja, y otra deuda nueva que es la ilegalidad aún no demostrada que se reflejó en un descuento retroactivo».

LA DISTRIBUCION
Desde Trelew fue el delegado de esa sede, Julio Stampone, quien afirmó que enfrentan «dificultades, fundamentalmente con el pago de docentes que ya estaban designados». Recientemente en algunas facultades se enunciaron problemas similares que obligaron a establecer escalas para determinar los grupos de auxiliares alumnos que cobrarían y cuáles no.
Stampone afirmó que en estos momentos en la sede del valle las mayores dificultades se ubican en los mecanismos destinados a cubrir gastos de funcionamiento, y no tuvo reparos en afirmar que las gestiones del rector fueron «exitosas». 
Bombera, en tanto, indicó que se dan «apretones fuertes de parte de las facultades porque el funcionamiento no es regular: hay cargos sin nombrar, cosas que nosotros habíamos advertidos cuando se abrieron carreras en Esquel, Tierra del Fuego y Trelew.
En ese momento nos dijeron que no habría problemas. El tema de la Universidad no ha tenido solución de fondo, y la recomposición necesaria salarial no está, sobre todo porque debe generarse una política sobre cómo se deben crear cargos nuevos, cómo proyectar, y esto no se está discutiendo».

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico