La vacunación obligatoria para niños de 6 y 11 años

Desde el Ministerio de Salud recordaron que los niños que comienzan primer grado se deben aplicar tres vacunas que previenen siete enfermedades, tal como reza en el calendario oficial de vacunación. El inicio de clases significa una oportunidad para actualizar el calendario de vacunas. A los 6 años los chicos deben recibir la Triple Viral, Triple Bacteriana y Sabin, vacunas que los inmunizan contra siete graves enfermedades.

Mientras que la vacuna Sabin previene la poliomielitis, la Triple Bacteriana evita la Tos Convulsa, la Difteria y el Tétanos y la Triple Viral, por su parte, previene el Sarampión, la Rubéola y la Parotiditis.
Los refuerzos al inicio escolar son fundamentales porque es probable que la inmunidad conseguida por las primeras dosis de estas vacunas, que se dan cuando los niños son bebés, haya disminuido y estén más propensos a contraer enfermedades.
Por otra parte, recomiendan a los padres de niños que ingresen a la primaria, que aprovechen la oportunidad para llevar también a los vacunatorios a los hermanos de esos chicos que deban completar el calendario en caso de que les hayan quedado vacunas pendientes.
Desde octubre del año pasado, se debe vacunar a las niñas de 11 años contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), una inmunización que previene el cáncer de cuello uterino. A esa misma edad, tanto a los varones como a las nenas se les deben aplicar las vacunas contra la hepatitis B, triple viral y triple bacteriana acelular. Con esas tres vacunas los chicos adquieren inmunidad contra la poliomielitis, el sarampión, la rubéola, las paperas (parotiditis), la difteria, la tos convulsa y el tétanos.
Es importante remarcar que estas vacunas son gratuitas, obligatorias y están disponibles en todos los hospitales y centros de salud del país.  “Hay que tener en cuenta que aplicarse las vacunas implica un comportamiento solidario, ya que a través de ellas se garantiza que queden protegidos no sólo los chicos que las reciben, sino todo su entorno, sus compañeros de grado, sus hermanitos y hasta aquellas personas que no pueden aplicarse las vacunas por problemas de salud”, indicó la jefa del Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, Carla Vizzotti.
La administración de las vacunas puede realizarse simultáneamente ya que no se altera la producción de defensas y tampoco generan reacciones adversas. En ese sentido, Vizzoti aclaró que “inclusive si un chico tiene fiebre, está recibiendo antibióticos, está resfriado o tiene diarrea leve, puede y debe vacunarse igual”.

A LOS 11 AÑOS SE DEBEN APLICAR LAS VACUNAS DE REFUERZO
No sólo deben inmunizarse los niños que comienzan primer grado. A los 11 años, los chicos deben recibir vacunas de refuerzo para mantener una buena prevención, y en el caso de las niñas, comenzar con la aplicación de las tres dosis de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), que las protege contra el cáncer de cuello de útero.
Según lo indicado en el calendario oficial, los niños y las niñas de 11 años deben aplicarse un refuerzo de la Triple Bacteriana Acelular para garantizar la inmunidad contra la difteria, la tos convulsa y el tétanos.
En el caso de las niñas, esta edad es la elegida por los expertos en inmunizaciones para que se apliquen la vacuna contra el VPH. El esquema completo para que adquieran inmunidad contra este virus “causante de más del 90 por ciento de los casos de cáncer de cuello de útero”, consiste en la aplicación de tres dosis, la primera al momento cero, la segunda al mes y la tercera a los seis meses de la primera dosis.
Con respecto a la inmunización contra la Hepatitis B y la Triple Viral, es necesario chequear en el carnet de vacunación si fueron recibidas las dosis anteriores y, en caso de no tenerlas, se debe consultar al médico para completar el esquema de vacunación.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico