Ladrones sacaron el bulón de la reja de la puerta para ingresar a una vivienda

Lionel Sebastián Andrade y José Daniel Baiz fueron imputados por un robo agravado que ocurrió durante las primeras horas del domingo en una vivienda de Sarmiento, donde ingresaron tras quitar el bulón de la reja de la puerta principal. Se llevaron un televisor y un teléfono celular y mientras las víctima los perseguía le efectuaron un disparo intimidatorio. La policía logró detenerlos y secuestró un revólver.

El control de detención de Lionel Sebastián Andrade (27) y José Daniel Baiz (32) se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Sarmiento y fue presidido por el juez penal, Alejandro Rosales. La Fiscalía estuvo representada por Herminio Gonzales Meneses, mientras que los detenidos recibieron la asistencia de los abogados de la Defensa Pública, Gustavo Oyarzún y Marcelo Catalán.

En la oportunidad, Gonzales Meneses indicó que los hechos que investiga ocurrieron el domingo a la 1: 55 en un domicilio ubicado entre las calles Sarmiento e Ingeniero Coronel.

Según se relató en la denuncia, en ese momento el titular de la vivienda se encontraba durmiendo y se despertó luego de escuchar un ruido en el living. Más tarde advirtió la presencia de dos personas que previamente habían sacado un bulón de la reja de metal que cubre la puerta para poder ingresar. También denunció el robo de un televisor de 40 pulgadas y un celular que utilizaba como radio.

Al salir al exterior de la vivienda, la víctima observó a los imputados cuando caminaban en dirección a la calle Ameghino, por lo que decidió seguirlos y al acercarse a pocos metros reconoció la voz de Lionel “Pumo” Andrade, cuando le dijo a José Baiz “tirale, tirale”.

En este contexto, el damnificado hizo saber en su denuncia que Baiz llevaba un arma de fuego en su mano y que escuchó la detonación de un disparo, razón por la que decidió correr hasta la guardia de la comisaría, donde radicó la denuncia.

IMPUTADOS

En forma inmediata, empleados policiales que llegaron a ese sector observaron cuando los sospechosos corrían por la calle Ameghino llevando un televisor, al que luego dejaron tirado en inmediaciones de un pub bailable.

Andrade fue detenido por un cabo de policía sobre calle Sarmiento, entre Ameghino y 28 de Julio, y a los pocos metros fue atrapado Baiz, quien portaba un revólver calibre 32 largo. En el tambor del arma se encontraron cuatro municiones.

En este marco, Gonzales Meneses pidió que se declare legal la detención de los jóvenes. Andrade fue imputado por robo agravado por haber sido cometido con arma de fuego, en calidad de coautor. Por su parte Baiz fue imputado por robo agravado, por haber sido cometido con arma de fuego en concurso real con portación de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal, en calidad de coautor.

En otro orden, el representante de Fiscalía solicitó seis meses de investigación y el dictado de la prisión preventiva. Ello, en virtud de los elementos de convicción suficientes para tenerlos como probables autores del los hechos imputados y a ello sumó los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación, aclarándose que Andrade tiene antecedentes computables en razón de la condena recibida en mayo de 2011.

La defensa no se opuso a la apertura de la investigación, como tampoco cuestionó la legalidad de la detención, ni el plazo de investigación requerido por el Ministerio Público Fiscal, aunque esa parte entendió que la calificación debe ser en grado de tentativa, por lo que reclamó la libertad de ambos o la imposición de medidas sustitutivas que obliguen a los sospechosos a presentarse cada tres días en la comisaría local.

Tras escuchar a las partes, el juez resolvió tener por formalizada la investigación preparatoria de juicio contra Andrade y Baiz en orden a la calificación legal provisoria escogida por la Fiscalía, limitó la investigación al plazo de tres meses y dictó la prisión preventiva por dos meses.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico