Laprida rescató una victoria sobre el final ante Portugués para seguir arriba

Le ganó 2-1 como visitante, por la sexta fecha del torneo Inicial B de Comodoro Rivadavia. El dueño de casa abrió la cuenta a los 11' por intermedio de Tadeo Sotomayor. Pero Julio Contreras, que se iría expulsado, dio vuelta el marcador con goles a los 27' de la etapa inicial y a los 45' del complemento.

por Angel Romero

a.romero@elpatagonico.net

Laprida del Oeste aprovechó la siesta de Deportivo Portugués en el final y le ganó 2-1 como visitante, en el marco de la sexta fecha del torneo Inicial B de fútbol de Comodoro Rivadavia. Con este resultado, el “Canario” sigue prendido en la punta junto a Rada Tilly.

El partido terminó con polémica en el epílogo, y Tomás Tula –segundo juez de línea– fue el destinatario las quejas del conjunto local, porque entendieron que el gol del triunfo de Laprida debería haber sido anulado por posición adelantada, cuando Julio Contreras sentenció la victoria de un cabezazo al recibir un tiro libre llovido al punto del penal.

Lo concreto de esa última jugada fue que el “Lusitano” se relajó en la ejecución del tiro libre. Julio Contreras llegó al arco rival, en compañía de todo el plantel de Laprida, y en esa estampida se encontró con el arquero Santiago Gaillard, quedando en soledad ante el ataque “canario”.

Antes de ello, el comienzo había sido propicio para el “Lusitano”, que concretó la apertura del marcador a los 11’ iniciales y tras una definición de lujo de Tadeo Sotomayor.

Con el 1-0 en contra, Laprida hizo de los pelotazos de fondo su arma para equilibrar el desarrollo, donde los jugadores se limitaron a empujarse, lo que volvió el partido cortado y hablado por parte de los protagonistas.

La ventaja local duraría poco, porque a los 27’ Julio Contreras recibió una pelota llovida al área para marcar el empate parcial.

En el complemento, los cruces no bajaron de intensidad, y las ocasiones de gol llegaron desde los disparos desde media distancia, pero sin puntería o potencia.

El relevo de los bancos no alcanzó para que uno de los equipos predominara con su juego, aunque sobre el final fue Laprida quien terminó generando las ocasiones más claras.

Ya en el minuto 45’, llegaría el tiro libre desde tres cuartos de cancha a favor del equipo del “Far West”. Portugués jugó la posición adelantada o se tardó en reaccionar.

Lo concreto fue que con la pelota en el aire, eran todas camisetas verdes entrando en el área de Santiago Gaillard, donde Julio Contreras sentenció de cabeza el triunfo. Acto seguido se sacó la camiseta –por ello sumó su segunda amarilla y se fue expulsado– y en su carrera a la hora del festejo se llevó puesto el soguín de la red del arco que le cortó la frente.

Con el pitazo final, todo Portugués hizo de Tomás Tula el centro de los reclamos, pero ya estaba todo dicho.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico