Las 10 claves del Haval H2: Calidad y confort en SUV que llega de China
Se exhibe en un segmento muy competitivo con buenos atributos. Un diseño clásico, equipamiento racional y buenas prestaciones.

1| De a poco los consumidores argentinos se van familiarizando con la avalancha de marcas chinas que están llegando al país. La primera fue Chery,hace 10 años, pero últimamente se han sumados otras de ese origen. Haval es una de ellas. Esta marca perteneciente a la compañía Great Wall está especializada en SUV -sin duda el segmento más codiciado y competitivo hoy del mercado- y llega con una gama muy completa. En este caso, se trata del H2.

2| La apuesta de la marca, en cuanto a diseño, no es ser vanguardista. Se basa en criterios conocidos y probados. Es por eso que este SUV difícilmente divida aguas entre amantes y detractores. Muestra un buen equilibrio estético dominado por la sobriedad, con líneas simples y claras, que agradan a la vista. El sistema de LED de las luces delanteras y las llantas de aleación de 18 pulgadas brindan un toque elegante. Con el fin de ir posicionando la marca, el logo de la automotriz (Las cinco letras de su nombre en mayúscula) está presente en distintas partes de la carrocería, especialmente en la parrilla, de gran tamaño, que da una cuota de carácter.

3| El interior derriba un concepto que quedó en el pasado: el de la baja calidad. Las marcas chinas corrieron durante mucho tiempo con el karma de ofrecer productos con muchas críticas en ese campo. El tiempo pasó y hoy se encuentran en niveles similares a cualquiera de sus competidores de países con trayectoria automotriz. Esa es la impresión que se tiene al subirse al H2. Buenas terminaciones y materiales que no presentan objeciones. Hay que recordar que todas las marcas chinas crecieron de la mano de compañías de primer nivel, debido a los requisitos de asociación que obligaba el Estado para las empresas extranjeras que pretendía producir en el país. Ya no hay ruidos sospechosos ni encastres poco confiables. Todo cumple con los estándares internacionales. El diseño vuelve a apostar a la sobriedad, simpleza y funcionalidad. Cuenta con un habitáculo confortable y amplio para cinco pasajeros. Tapizados, costuras, perillas de controles del instrumental no presentan críticas.

4| Viene equipado con un motor naftero de 1.5 litros con 141 CV de potencia y un torque de 210 Nm. Está asociado a una caja automática de seis marchas. Con dos niveles de equipamientos y tracción simple.

5| Los SUV son vehículos con estética off road pero, en realidad, gran parte de su tiempo deberán lidiar con el tránsito urbano. El H2 tiene muy buena respuesta en sus primeras marchas que le permiten desplazarse de manera ágil y rápida cuando se lo demande. La suspensión es más bien blanda y neutraliza adecuadamente las irregularidades de las calles. La dirección asistida no escatima en su respuesta, por lo que hay que tomarle el pulso para el manejo ideal.

6| Cuando se trabaja en un rango más alto de velocidad, el motor se muestra menos brioso y hay que acostumbrarse a los tiempos de respuesta en maniobras de recuperación o sobrepaso. De todas maneras, el confort de marcha es muy bueno con una suspensión que transmite seguridad.

7| Las prestaciones son correctas. Un consumo promedio de alrededor de 8 litros cada 100 km y aceleración de poco más de 11 segundos de 0 a 100 km.

8| En el tema de la tecnología también está claro que las marcas chinas no están dispuestas a quedarse atrás y están a la par ya de cualquier competidor. El equipamiento de seguridad, por ejemplo, incluye control de estabilidad, seis airbags, control de descenso en pendiente, indicador de presión de neumáticos, anclajes Isofix, entre otros.

9| Los elementos de confort van desde pantalla táctil, computadora de a bordo, control crucero, indicador de cambio de marcha, entre otros.

10|El precio de la versión Comfort es de u$s25.500 y para la Luxury de 29.500 con una garantía de 3 años o 100.000 km.