Las 10 claves del Subaru All Impreza CVT: Con atributos que perduran en el tiempo

El hatchback de la marca japonesa se renueva, pero mantiene su calidad con excelentes prestaciones y un buen confort de marcha.

1| Hay marcas que apelan a los cambios bruscos, sorprender por lo vanguardistas y apostar siempre a “lo nuevo” en detrimento de “lo viejo” para atraer a los compradores. Otras prefieren la fidelidad con el cliente, mantenerse en un estilo tradicional y confiable cuando saben que están ofreciendo un producto de calidad que sólo necesita pequeñas actualizaciones. Es el caso de Subaru, una marca que ha ganado un espacio en el mercado con seguidores que quieren encontrar en un auto lo que van a buscar. El nuevo All Impreza cumple con esos principios.

2| Como marca japonesa, el diseño no será lo primero a destacar pero esta generación del All Impreza ha avanzado mucho para tener una imagen agradable. Sus principales características son las de un modelo que luce robusto y bien plantado por la separación del piso justa y necesaria para circular sin problemas. Después, en cuanto a lo estético, todo es opinable. Sin embargo, comparado con diseños anteriores, esta versión es más atractiva favorecido por sus líneas curvas que definen su silueta de aspecto deportivo

3| El interior mantiene ese espíritu. Todo es sobrio. Lo que se privilegia es la sensación de calidad y buena habitabilidad. Eso está logrado. Es espacioso, con butacas confortables y plazas traseras razonables para estirar las piernas. Está pensado para tres pasajeros en la parte posterior pero, en ese caso, la comodidad se reduce. El baúl tiene una capacidad limitada pero lógica para un sedán. La posición de manejo, lógicamente, es baja porque se trata de un vehículo que apela a su perfil deportivo. Tiene una pantalla central con información y multimedia y una más pequeña sobre el tablero con más datos del vehículo. El volante ofrece un buen grip.

4| La versión maneja del All Impreza Haatchback fue la 2.0 CVT de 156 CV y un torque de 200 NM a 4.000 rpm y tracción integral permanente.

5| Su comportamiento en la ciudad es confortable. La suspensión tiene cierta dureza pero nada molesta. Al ser un poco bajo hay que tener ciertos recaudos en lomos de burro o cunetas pronunciadas. La caja de cambio no está pensada para un uso deportivo. La caja CVT responde con gradualidad y se toma su tiempo para ir ganando en velocidad.

6| Lo mismo sucede en ruta. La respuesta de la combinación caja-motor está pensada para un manejo familiar. Es para tenerlo en cuenta cuando se busca una aceleración rápida, por ejemplo en maniobras de sobrepaso, ya que se sentirá que “patina” buscando tomar fuerza. Una vez alcanzada la velocidad buscada, el confort de marcha es excelente y con muy buena estabilidad. El consumo ronda los 10 litros c/100km en ciudad y baja a unos 9 litros en ruta o autopista a 130 km/h

7| La tracción integral permanente es un punto fuerte ya que permite aventurarse a todo tipo de superficie con seguridad.

8| La dotación de seguridad es buena. Siete airbags, frenos a disco con ABS y EBD y todos los demás controles electrónicos.

9| En confort, se destaca el sistema de arranque con botón, control crucero, cámara de retroceso, freno de mano eléctrico, climatizador bizona y sistema start&stop (no es necesario tener apretado el freno).

10|El precio especial de esta versión para octubre es de $1.310.000 con una garantía de 5 años o 100.000km

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico