Las 10 claves de Ford Ranger Limited: equilibrio entre el placer y el trabajo más duro

1| Hablar del boom de las pick-up parece reiterativo, pero la realidad lo hace inevitable. Es un segmento que no para de crecer y que se acerca a representar casi el 15% de las ventas totales. Entre la gran oferta que existe en el mercado, la Ford Ranger es un referente tradicional y, en esa estrategia de mantenerse presente, sumó recientemente una renovación de la segunda generación para mantenerse actualizada.

2| Los cambios externos son marcados. Trompa, paragolpes, capot y faros fueron renovados aunque su genética es inconfundible. Llega con llantas de 18 pulgadas. La caja tiene una capacidad de carga de 997 kilogramos y el tanque de combustible de 80 litros.

3| El interior está acorde con una versión tope de gama. Confortable y con materiales de calidad. El tablero cuenta en la parte central con un velocímetro analógico con dos ventanas digitales a los costados que ofrecen toda la información necesaria del vehículo. En la consola central está presente la pantalla táctil de 8 pulgadas en las que se manejan distintas funciones de conectividad o climatización. Todo de fácil manejo. Las plazas delanteras como las traseras son espaciosas. Bajo los asientos traseros se encuentran unas gavetas para guardar lo que uno necesite.

4| La unidad manejada fue la versión tope de gama Limited, doble cabina, que viene con un motor TDCi de 3,2 litros de cinco cilindros con 200 CV y 470 Nm de torque. Se ofrece con caja manual -como en este caso- o automáticas de seis velocidades y doble tracción.

5| Lejos quedaron los tiempos en que una “chata” diésel era sinónimo de motor ruidoso y vibraciones molestas. La primera impresión que se tiene, cuando se enciende el motor, es placentera. No se nota que es diésel. Esto se debe al buen trabajo de los soportes del motor que reducen los niveles de vibraciones y redunda en un mejor confort de conducción por un andar suave y silencioso. En la ciudad se percibe ese beneficio. Pese a ser una pick-up se mueve con agilidad gracias a la buena respuesta de la asistencia eléctrica. El consumo urbano ronda los 11 l/100 km.

6| El confort de marcha también se manifiesta en ruta con el aporte de una buena insonorización. La elasticidad de la caja de cambios y la buena combinación con el motor -que entrega el torque en un amplio rango de revoluciones- evitan tener que recurrir al cambio de marchas permanente cuando se busca una mayor aceleración, por ejemplo, en maniobras de sobrepaso. En ruta, el consumo se ubica en unos 8 l/100 km a 100 km/h.

7| Como buena 4x4, permite aventurarse a todas las superficies con seguridad ya que cuenta con los sistemas adecuados para cada desafío: alta, baja, con caja reductora y bloqueo de diferencial. Lo mismo que el control de descenso en pendiente que permite que el conductor no muy experimentado deje que el mismo vehículo “lo lleve” prácticamente sin su intervención.

8| El equipamiento de confort incorpora cámara de retroceso, sensores de estacionamiento, control de velocidad crucero adaptativo, control automático de luces altas, sistema SYNC 3 con navegador satelital. Cuenta con lona marina, protectores de ópticas y cúpula vidriada. Ofrece de forma opcional sistema de snorquel para aumentar su capacidad de vadeo.

9| En materia de seguridad, cuenta con 7 airbags, ABS y EBD en las cuatro ruedas, ESP y control de tracción, asistente de partida en pendientes, entre otros. Sumó en esta renovación sistema de mantenimiento de carril con corrección automática de dirección, detector de fatiga y advertencia de colisión sonora y visual.

10| El precio de la Ranger Limited cabina doble 4x4 diésel es de $1.197.600 y ofrece cinco años de garantía o 150.000 kilómetros.