Las autoridades de mesa renuncian a sus cargos

El Tribunal Electoral Provincial fortaleció su campaña de difusión para convocar a autoridades de mesa para el desarrollo de las elecciones provinciales, a realizarse el 16 de setiembre.

El motivo está dado en las renuncias masivas a los cargos de las autoridades designadas por la institución. Se recordó por que ejercer esa función se abonará un viático de 60 pesos.
El secretario del Tribunal Electoral Provincial, Juan Loup Gerber, informó que «en virtud de la cantidad de renuncias presentadas a la fecha, el Tribunal Electoral Provincial se ve en la obligación de llamar a la ciudadanía para que se inscriba en el Registro de Autoridades de Mesa para las elecciones del 16 de setiembre del corriente».
Desde el Tribunal se recordó que «por Decreto Provincial 727/07 se abonará $60 por la labor voluntaria que lleven a cabo los ciudadanos inscriptos».
Y se informó que las inscripciones pueden realizarse personalmente en la sede del Tribunal Electoral Provincial, ubicada en Rivadavia y Jones de Rawson, de lunes a viernes de 7 a 13 y de 16 a 20, por teléfono al (02965) 484352; 482331 o por correo electrónico: tribelec@ juschubut.gov.ar.
La preocupación se instaló después de que se conociera que en un solo día renunciaron 30 autoridades designadas.
Los telegramas fueron remitidos el domingo 18 a los diferentes puntos de la provincia y el jueves 23 se recibieron treinta renuncias de autoridades de mesa.
«Sinceramente nos llamó poderosamente la atención el número elevado de dimisiones de las personas que debían oficiar de autoridades de mesa, teniendo en cuenta que todavía a la mayoría de las ciudades de Chubut no llegaron las notificaciones», sostuvo el secretario.
«Un dato a tener en cuenta es que todavía los telegramas de Comodoro Rivadavia no llegaron, es decir que si hacemos una proyección a futuro nos encontramos con una situación bastante preocupante», agregó el funcionario.
En este marco la estrategia del Tribunal Electoral Provincial es no realizar reemplazos sino más bien volver a llamar a una inscripción voluntaria de aquellas personas que quieran ser autoridades de mesa. Gerber admitió que la mayoría de las renuncias se produjeron «por motivos personales», aunque reconoció que en un caso se procedió a designar autoridad de mesa «a una persona discapacitada. Lo que ocurrió es que ese tipo de información no figura en el padrón. Esta situación se modificó una vez la madre presentó un certificado de discapacidad», pero también se recibieron motivos de renuncia de personas cuyos francos laborales coincidían con las elecciones.
En este marco el funcionario judicial apuntó que «es importante recordarle a los ciudadanos que ser autoridad de mesa es una carga pública, es un deber que le está imponiendo el Estado y cuyo incumplimiento está penado por la Ley».

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico