Las enfermeras de Terapia Pediatrica reclaman que se respete su régimen laboral sin maltratos
"Estamos fuera de la ley" dijo ayer una de las enfermeras del Servicio de Terapia Intensiva Pediátrica del Hospital Regional que se acercó hasta la redacción de Diario El Patagónico. "Estamos más que cansadas de maltratos y de avasallamientos de derechos, lo cual significa un impacto en nuestra salud, en nuestros derechos, en el clima laboral, y por ende un impacto en la atención a la comunidad" denunciaron públicamente. Piden trabajar tal como exige el convenio colectivo: "seis horas y con dos francos semanales consecutivos".

Según comentaron las trabajadoras de pediatría, en el servicio son 17 enfermeras, de las cuales tres de ellas deben aún completar la capacitación para trabajar con pacientes en riesgo y una de las pasantes trabaja a la par de las enfermeras pero aún carece de matrícula, con todos los problemas que ello puede ocasionarle.

Las enfermeras dicen que cumplen cuatro turnos de tres enfermeras y que en vez de realizar su jornada laboral de seis horas de trabajo con derecho a dos días de francos consecutivos, son obligadas a trabajar 9 horas y cuentan solo con un franco a la semana.

“Cobramos 90 pesos la hora la enfermera, mientras que 120 la licenciada y 70 pesos la auxiliar” describieron.

Han elaborado un documento que acercaron a la redacción en el que hicieron trascender públicamente la situación que atraviesan “ante la notable falta de recursos humanos de enfermería”.

“Desde marzo de este año comenzamos con el reclamo para solicitar recurso humano de enfermería para garantizar una calidad de atención al niño crítico anticipándonos a la demanda. Realizamos varios reclamos y no obtuvimos respuestas de los superiores” sostienen en el documento.

Informaron que se dirigieron por vía jerárquica a “la jefa del sector, jefa de unidad de materno infancia Mabel Alaniz, jefe de departamento de enfermería, Raúl Henny, y su esposa Margarita Opazo, que actualmente se encuentra como directora asociada”.

Comentaron que a raíz de los reclamos, el lunes se mantuvo una reunión con la directora del hospital Miryám Monasterolo, para realizar el reclamo y que aún no han obtenido respuesta. “Continuamos recargados, con extensiones de jornada, suspensiones de licencias, quita de francos y rotaciones de servicio compulsivas” describieron.

“Estamos más que cansadas de maltratos y de avasallamientos de derechos, lo cual significa un impacto en nuestra salud, en nuestros derechos, en el clima laboral, y por ende un impacto en la atención a la comunidad”, añadieron.

La situación ya fue puesta de manifiesto a autoridades del Ministerio de Salud, la dirección del Hospital Regional, la Dirección Provincial de Enfermería y en la Secretaría de Trabajo. Hoy las enfermeras de Terapia Intensiva Pediátrica tratarán de dialogar con el ministro de Salud, Adrián Pizzi.