Las pymes petroleras no podrán pagar los sueldos de junio

Hay alerta en el sector pymes y sindical de la Cuenca del Golfo San Jorge. “Para aquellas empresas que no prestaron servicios la decisión de YPF es no pagar”, confió José Lludgar, secretario general del Sindicato Petrolero Jerárquico. “Las pymes no están en condiciones de pagar los sueldos”, subrayó Matías Twardowski, presidente de la entidad que nuclea a las contratistas.

Diversas pymes de servicios petroleros no podrán afrontar los sueldos de junio porque no pudieron trabajar normalmente. La crítica situación afecta a toda la Cuenca del Golfo San Jorge, aunque se concentra en el norte santacruceño, donde en junio no se pudo trabajar debido a los conflictos sociales.
El coletazo ya se hace sentir entre los trabajadores del sector y las empresas contratistas. “Para aquellas empresas que no prestaron servicios la decisión de YPF es no pagar”, confió José Lludgar, secretario general del Sindicato Petrolero Jerárquico, en diálogo con Diario Patagónico. El sindicalista estimó que son 900 los jerárquicos que corren peligro, unos 300 tienen domicilio en Chubut.
El gobernador chubutense Mario Das Neves, en la reunión que mantuvo el jueves con el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, subrayó que el número global es de 3.000 trabajadores en ese lado de la cuenca del Golfo San Jorge, y que de esos hay 600 que pertenecen a Chubut. “Aparte del costo que esto ocasiona en función de la falta de producción, porque se resienten los ingresos por regalías a la provincia”, apuntó.
La posibilidad de que peligren el pago de salarios había sido alertada en Diario Patagónico, relevando las opiniones de los sectores empresarios y sindicales. Ahora, los sindicatos de la industria esperan hasta el 6 de julio, mientras evalúan posibles medidas a tomar

EN ROJO
“El problema es mayúsculo: las pymes no están en condiciones de pagar los sueldos”, dijo Matías Twardowski, presidente de la Cámara de Empresas Regionales de Servicios Petroleros de la Cuenca del Golfo San Jorge, a Diario Patagónico.
La entidad empresaria tiene a por lo menos ocho socios prestando servicios a YPF que están en una situación de fragilidad extrema. La crisis económica se remonta a mayo, cuando con mucho esfuerzo las pymes regionales pagaron los haberes de abril -mes con la actividad resentida por la huelga de petroleros debido a una interna gremial-.
Las contratistas de capitales regionales alegan que tienen sus cuentas en rojo, con deudas en los bancos y sin poder brindar nuevos servicios para que ingrese dinero a su caja. El piquete en LH 3, primero por docentes, después por petroleros, obligó a dejar de bombear crudo en todo el flanco norte de la provincia de Santa Cruz.
El intendente de Comodoro Rivadavia y gobernador electo de Chubut, Martín Buzzi, en la reunión que compartió con Das Neves y Tomada en Buenos Aires, recordó: “es necesario reconstituir esa mesa de diálogo a nivel nacional, donde participen los gobiernos municipal, provincial y nacional, los sindicatos y el sector empresarial”.

DECISION DRASTICA
Mario Mansilla, secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de Chubut, dijo en el mediodía de ayer en declaraciones radiales que “25 empresas me mandaron para decir que no van a poder pagar el sueldo y el aguinaldo. La manija para reactivar todo la tiene el gobierno nacional”.
“Tengo contacto permanente con los que están en los piquetes y con los sindicatos de Santa Cruz; nadie quiere ceder y por ahí la tesitura del gobierno es no hacerlo”, sostuvo el líder petrolero chubutense.
“La solución, para mí, pasa por reconocer los salarios y los días caídos, los $25 mil  (en referencia a un bono especial acordado) y poner en vigencia transitoriamente el Convenio Colectivo de Trabajo de Chubut hasta tanto la bendita Federación (petrolera) ponga en marcha una solución definitiva”, dijo.
En el gobierno del Chubut consideran que los conflictos en Santa Cruz afectan a esta provincia por tratarse de una cuenca compartida. Luis Tarrío, secretario de Hidrocarburos y presidente de Petrominera, dijo también en declaraciones radiales que el gobernador Mario Das Neves le planteó al ministro Tomada “la importancia de que no dejemos pasar más tiempo porque son problemas que tienen un efecto sobre la economía chubutense”.
YPF fue la primera operadora que cortó todo tipo de actividad y le comunicó a las pymes que no pagaría los días caídos -es decir, los servicios no prestados-, a principios de junio. En tanto, si bien Sinopec debió paralizar sus tareas porque el principal oleoducto estaba bloqueado, todavía no manifestó una decisión igual de drástica que YPF.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico