Las “tachaduras” en la denuncia de Nisman se realizaron en el juzgado

El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 4 a cargo del juez Ariel Lijo emitió ayer un comunicado en donde aclara que la denuncia que realizó el fallecido Alberto Nisman fue recibida “sin testado alguno” y que “fue la decisión de este juzgado suprimir el texto” como “medida de preservación de lo solicitado”.

El comunicado difundido a través del Centro de Información Judicial (CIJ) desmiente lo publicado ayer en el diario Clarín, donde se especula que el fiscal general de la causa AMIA habría borrado el fragmento del texto en una página de la causa.

El texto sostiene que fue “decisión de este juzgado suprimir (tachar) del texto oportunamente difundido a través del Centro de Información Judicial (CIJ) la diligencia de prueba requerida en esa denuncia por el fiscal Alberto Nisman como medida de preservación de lo allí solicitado”.

“Se trata sólo de supresión de medidas de prueba y no de ninguna otra petición sustancial respecto de los presuntos imputados. Esa versión fue publicada por el CIJ sin modificación alguna”, aclara el breve texto.

De hecho, en la página 287 de la denuncia publicada desde hace dos semanas en la página web del CIJ, aparecen los “24 renglones ilegibles” -tal como sostiene Clarín-, a partir de los cuales el diario edifica la teoría de una copia apócrifa encontrada en el cesto de la basura de la casa de Nisman, y en donde supuestamente se pediría la detención de la Presidente. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico