Lasso le arruinó el festejo a la CAI en el último minuto

El conjunto dirigido en forma interina ayer por Rodrigo Amado le ganaba a Petroquímica 1-0 en el estadio municipal de Kilómetro 3 con gol de Ramiro Baldevenito, pero Jorge Lasso, el goleador de Kilómetro 8, capturó un rebote en el área en el tercer minuto adicionado y decretó la igualdad.

por Carlos Alvarez

c.alvarez@elpatagonico.net

En una tarde fría y ventosa, Petroquímica le empató 1-1 en la última jugada a la Comisión de Actividades Infantiles, en el partido adelantado de la 4a fecha del torneo Inicial A de fútbol de Comodoro Rivadavia y ambos siguen sin conocer la victoria.

El juego disputado en el estadio municipal de Kilómetro 3 fue parejo, y en la primera mitad la figura fue el arquero “azzurro” que tapó dos pelotazos que iban a la red. El primero de media distancia de Matus lo sacó sobre el poste izquierdo, golpeando la cara contra el parante sin consecuencias graves, y el restante una volea de Fernando Saldaño que con ayuda del viento casi se le mete, y alcanzó a manotear por sobre el travesaño.

El viento complicó el normal juego pero las emociones llegaron en el complemento. El “Verde” comenzó con cambios con el ingreso de Carlos Aybar y Axel Romero, pero la CAI logró la apertura del marcador sobre los 24m. Un desborde por la izquierda fue conectado de cabeza por el juvenil Ramiro Baldevenito que le cambió la dirección y descolocó a Isaías Guzmán.

El “Verde”, con más alma que juego, no bajó los brazos y aguantó los embates del rival. La salida de Marcos Matus obligó a bajar unos metros a Fernando Saldaño para acompañar en la zaga central a Julián Bahamonde.

La seguridad de Cruz bajo los tres palos de CAI parecía la clave de la victoria, pero en el tercer minuto adicionado dio un rebote y estaba el “pescador del área” Jorge Lasso para poner el 1-1 y gritarlo de cara a su gente que acompañó en la fría tarde comodorense. Una sonrisa que no llegó a ser alegría para los de Kilómetro 8 por no encontrar el rumbo a la victoria, mientras que la CAI se fue con un aprendizaje para los juveniles. Los partidos terminan cuando el árbitro pita el final.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico