Lavado de dinero: allanaron la Municipalidad y el Concejo

La investigación que lleva adelante la juez federal Eva Parcio por lavado de dinero y evasión tributaria y conductas incompatibles con la ley que rige el sistema bancario, llegó ayer a los edificios de la Municipalidad, el Concejo Deliberante y la Secretaría de Tierras. En las tres dependencias existirían contactos estratégicos para presuntos negociados con tierras públicas y el pago de “retornos”. También requisaron el sector de Compras y Contrataciones de la comuna, y una firma de mantenimiento informático.

 La causa por lavado de dinero, evasión tributaria y conductas incompatibles con la ley que rige el sistema bancario, que lleva adelante la juez federal Eva Parcio, ya reúne más de 2.000 fojas en las que se incluyen los resultados de los primeros allanamientos realizados el 15 de enero en empresas, oficinas y domicilios particulares de Comodoro Rivadavia, Rada Tilly, Rawson, Buenos Aires y Santa Cruz cuando se allanaron oficinas, comercios, empresas y bancos.

También figuran las escuchas telefónicas que datan por lo menos desde junio del año pasado y que involucran a particulares y funcionarios. Ahora hay que agregar los nuevos elementos que se sumaron a partir de la documentación secuestrada en los procedimientos realizados ayer.

Los mismos estuvieron a cargo de fuerzas federales y se desarrollaron desde las primeras horas de la mañana en el edificio municipal y en dependencias externas de la comuna, como así también en el sector de Archivo del Concejo Deliberante, la Secretaría de Tierras y una empresa privada dedicada a servicios informáticos que se encuentra en Francia casi Rawson.

Si bien aún persiste el hermetismo por parte de la responsable de la investigación, al menos dos de los diez cuerpos que ya tiene la causa fueron liberados, a partir de lo cual tuvieron acceso los abogados defensores de las personas que se presentaron de manera espontánea y se pusieron a disposición de la Justicia Federal.

De todas modos, se supo de manera extraoficial que al menos desde junio del año pasado existen intervenciones telefónicas a funcionarios municipales de primera línea, de las cuales se desprenderían -entre otros negociados- ventas de tierras públicas, los nombres de quiénes recibirían los “incentivos” de extraordinarias cifras y los caminos de apariencias legales que se deberían recorrer para el éxito de las operaciones, las cuales a la vez debían contar con el acuerdo del Concejo Deliberante.

De la misma manera, según fuentes vinculadas a la investigación, se habrían detectado cuestiones relacionadas con la obra pública y las contrataciones que surgían de ésta. Así, entre los allanamientos de ayer se buscó documentación que refuerce lo que ya tiene en su poder la Justicia y que ubica en la mira a funcionarios públicos y a empresarios de Comodoro Rivadavia.

LA CAUSA SIGUE

Todo sigue estando estrechamente ligado a una causa conexa que se inició por la circulación de moneda extranjera falsa y que tiene entre los sospechosos a un grupo de empresarios que cobró notoriedad en los últimos años. A la vez, se investiga el nexo con la causa de narcotráfico que se bautizó “Apadrinados” cuyo cabecilla, Claudio “Cabezón” Morales, tendría línea directa con algunos funcionarios e incluso cobraba supuestos servicios que prestaba en un lavadero de autos (que luego se comprobaría estaba cerrado) con cheques oficiales. Ahora se suma una especie de empresa paralela que funcionaría dentro mismo de la Municipalidad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico