Le desvalijaron la casa a un DJ y la policía recuperó algunos objetos

Angel, un disc jockey que reside en Saavedra al 1.400, fue víctima ayer de un robo en su vivienda. En solo diez minutos le desvalijaron su casa. Le llevaron una consola de música, una notebook, dos reproductores de DVD, dos televisores LCD y hasta un horno electrónico.

 A Angel le vaciaron la casa en solo diez minutos. Le llevaron una consola de música, un rack completo Denon 2.000, una doble consola Gemini, una notebook, dos reproductores de Dvd’s, dos televisores LCD -uno de 42 pulgadas y otro de 32-, un horno eléctrico Atma, una bandeja giradiscos marca “Pioneer”, un amplificador “Sony”, parlantes y seis carpetas con toda la música del DJ.

Angel reside en Saavedra al 1.400 y según comentó en la red social Facebook, pese a tener reforzada la seguridad en la vivienda “me reventaron la puerta”. Los delincuentes se llevaron todo lo que pudieron y según investigó la policía de la Seccional Segunda dejaron algunas cosas en un “aguantadero” de los pasillos del Balcón del Paraíso.

“Ya no se puede vivir tranquilo… Así es de fácil para ellos”, escribió Angel y pidió a los que sepan algo de las cosas le avisen. El damnificado del robo lamentó la preocupación que le genera este robo en plenas vacaciones. “La verdad con esto ni a la esquina se puede salir”, sostuvo.

Personal policial de la Seccional Segunda ayer recorrió los pasillos del Balcón de Paraíso y pudieron encontrar un televisor LCD de 42 pulgadas, un equipo de sonido y un reproductor de DVD en una casa abandonada.

Los efectivos creen que los delincuentes residen en esa zona, pero al cierre de esta edición no había indicios firmes para allanar alguna vivienda en busca de algunos de los sospechosos y de otros elementos.

La policía seguía trabajando en procura de identificar a los ladrones que se presume que eran al menos dos y se movilizaron en un vehículo para poder trasladar todos los elementos.

Los policías presumen que las cosas habían sido dejadas en ese “aguantadero” con el fin de no tener nada en la vivienda por si se realizaba algún allanamiento en las horas posteriores.

“Si pasaba esta noche (por ayer) recién ahí las iban a ir a sacar”, dijo uno de los policías que protagonizó la recuperación de parte del botín.

Las vecinas ayer, ante la consulta de este diario, se miraban unas a las otras, y decían no saber nada de lo que había ocurrido. Solo que habían visto bajar a los policías con las cosas recuperadas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico