Le dictaron un mes de prisión preventiva a Caruso

Jesús Manuel Caruso, quien tiene al menos unas veinte causas en trámite por denuncias de violencia de género de su expareja y por desobediencia judicial, quedará en prisión preventiva por el término de un mes. Será para cautelar el proceso de acusación que prepara la Fiscalía.

La fiscal María Laura Blanco, atenta a que este viernes vencía el plazo de la medida de prisión preventiva de Jesús Emanuel Caruso, solicitó este jueves que continúe en prisión preventiva por el término de un mes. En ese lapso la fiscal especializada en delitos de violencia de género y violencia familiar tiene previsto avanzar con la acusación de causas en trámite para buscar una resolución judicial de condena por los delitos en que se lo investiga.

Blanco había solicitado la semana pasada que se autorice la ampliación de la investigación a partir de un nuevo delito imputado a Caruso, por incidentes ocurridos el 12 de junio.

Esa tarde, según la imputación de la Fiscalía, el acusado -a bordo de un vehículo- se dirigió hasta el domicilio de la víctima, pasó dos veces por el lugar y así vulneró la prohibición de acercamiento y contacto dispuesto por la Justicia de Familia.

La fiscal recordó en ese momento que el imputado tenía una tobillera electrónica y sus movimientos quedaron registrados en el sistema, por lo que calificó el delito como desobediencia a la autoridad. Luego, Caruso accedió a declarar y sostuvo que él había avisado al Centro de Monitoreo que iba a dirigirse hacia ese lugar para buscar una herramienta.

La jueza Mónica García en esa ocasión autorizó la ampliación de la investigación y sostuvo que se encuentran reunidos los requerimientos para ello, sobre la base del delito de desobediencia a la autoridad en calidad de autor para Caruso.

Blanco requirió de esa manera la continuidad de la prisión preventiva del imputado hasta la finalización de la investigación, por la existencia del peligro de entorpecimiento de la investigación, debido a que todas las medidas sustitutivas anteriores no habían sido suficientes.

En caso de que la causa sea elevada a juicio y se determine responsabilidad, la escala penal para los delitos imputados -lesiones leves agravadas por el vínculo y desobediencia a la autoridad-, van desde los 6 meses a los 5 años de prisión.

La fiscal enfatizó en la sumatoria de casos y la reiteración en ellos por parte del imputado. Así requirió que se dicte la prisión preventiva de Caruso por el plazo que resta de la investigación.

En la audiencia anterior, García expresó: “no hay otra forma de cautelar el proceso penal para la averiguación de la verdad y el desarrollo del procedimiento”.

Y mencionó la conducta reiterativa de Caruso, a pesar de todas las intimaciones que recibió por parte de las autoridades judiciales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico