Le llevarán la tarea a la cárcel para que no asista a la escuela

El menor de edad imputado por el homicidio del trabajador petrolero, Alejandro Jorge López, ocurrido el 12 de junio en Kilómetro 5, finalmente no asistirá a la escuela, tal como lo autorizó el tribunal que revisó su prisión preventiva. A partir del malestar que causó la noticia en la comunidad educativa, la Fiscalía y la defensa llegaron a un acuerdo para suspender ese traslado y convinieron que se le haga llegar la tarea a su lugar de detención.

M.W., de 17 años, finalmente no será beneficiado con el permiso para concurrir a la escuela que otorgó el tribunal integrado por los jueces Mariano Nicosia y José Rago, durante la revisión de prisión preventiva que solicitó su defensa.
Es que la noticia, que fue publicada en exclusiva por Diario Patagónico, causó un profundo malestar, tanto en la comunidad educativa, como en la propia institución, en Supervisión de Escuelas y otros organismos relacionados con la protección de derechos y garantías, debido a que una hija de la víctima también concurre al mismo establecimiento, aunque ese dato era desconocido al momento de la audiencia por la justicia.
En virtud de esa situación, el Ministerio Público Fiscal analizó el miércoles presentar un  pedido de revocatoria del beneficio, aunque finalmente no fue necesario porque la parte acusadora llegó a un acuerdo con la defensa para suspender el traslado del menor de edad hasta el colegio y se convino acercarle el material de estudio hasta su lugar de detención. De esa manera, se evitó que el imputado y la hija de la víctima se crucen en la escuela y se ponga en peligro la investigación que se está llevando a cabo para esclarecer el crimen.
Se debe recordar que el homicidio de López fue el desenlace de un episodio que lo tuvo como protagonista en la madrugada del domingo 12, cuando fue a exigirles a los habitantes de una vivienda cercana a la suya, que no le suministrasen más drogas a una hija menor de edad.
A ese lugar el hombre acudió con su esposa y como respuesta recibió una feroz golpiza con una pala, elemento con el que se lesionó a ambos, pero además López recibió un tiro en el cuello. Momentos después, murió en el Hospital Regional.
Con el avance de las averiguaciones preliminares, la Fiscalía encontró elementos para imputar al menor M.W. como autor del delito de homicidio simple en concurso real como homicidio simple en grado de tentativa. El primero de los cargo tuvo como víctima a López, en tanto que en el restante, a su esposa que también resultó agredida con la pala.
Además, se debe aclarar que el imputado fue reconocido por la viuda en la rueda de reconocimiento que se le realizó y en virtud de esa prueba es que se le dictó la prisión preventiva por el término de tres meses en el Pabellón de Menores de la Seccional Tercera.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico