Leila Ramos es bicampeona mundial y Sergio Oyarzo se coronó subcampeón
Los comodorenses lograron sumar podio entre los mejores exponentes del planeta. En el caso de Leila, la misma se consagró bicampeona mundial en formas. En tanto que el instructor se consagró subcampeón mundial en formas y tercero en lucha.

Los comodorenses Sergio Oyarzo y Leila Ramos consiguieron anotarse en el medallero del Mundial de Taekwondo que se llevó a cabo en Buenos Aires. Tecnópolis fue el escenario de un evento que contó con 40 países y más de mil competidores. Oyarzo se consagró subcampeón mundial en formas y tercero en lucha, mientras que Ramos hizo podio en lucha y se consagró bicampeona mundial en formas.

La Escuela de la Asociación Austral dirigida por Sergio Oyarzo tuvo grandes logros en el Mundial de Taekwondo realizado en Buenos Aires, con sus seis representantes, su director Sergio Oyarzo, y los alumnos Leila Ramos, Alan Vergara, Thiago Oyarzo, Fabián Burgos y Leandro Esperón.

Leila Ramos, actual campeona del mundo en formas en su categoría, consiguió defender su título y se transformó en bicampeona del mundo, e incluso logró el subcampeonato en lucha hasta 55kg.

Por su parte, el instructor Sergio Oyarzo compitió el último jueves en formas, logrando el subcampeonato mundial en formas VI Dan categoría Senior, y el tercer escalón del podio en la modalidad de lucha.

Por su parte, Alan Vergara obtuvo el campeonato mundial de lucha en Juveniles hasta 70kg., en tanto que Fabián Burgos fue tercero en Tae kwon do adaptado, tanto en formas como en habilidades mixtas, junto al instructor Leandro Esperón.

“Fue tremendo el espectáculo. Vinieron 40 países, más de mil competidores, obviamente con Argentina como la delegación más numerosa. El evento fue muy imponente, el marco fue impresionante. Un ring elevado, cuatro áreas de competencias trabajando a full. Estuvimos presentes con nuestros alumnos en tres modalidades, en forma, lucha y Thiago Oyarzo en rotura de habilidad. Thiago fue el último en competir, no pudo lograr medalla pero quedó cuarto entre doce competidores, y estuvo muy cerca del podio en roturas de habilidad”, sostuvo Sergio Oyarzo, director de la Escuela de la Asociación Austral.

“En lucha me tocó contra un rival experimentado, reconocido a nivel mundial, un canadiense que venía de ser campeón del mundo en rotura de poder. Me concentré mucho, lo pensé y salí a pelear muy tranquilo. Hice un muy buen planteo, pasé a segunda ronda, pero después perdí con un inglés. No le pude encontrar la vuelta a su sistema. Empatamos en los dos rounds, fuimos a un round extra, seguimos igualados, y finalmente perdí cuando fuimos al punto de oro. Fue muy parejo”, explicó el instructor.