Liberaron al adolescente acusado por el crimen de Melina Romero

El abogado Marcelo Biondi, representante de la familia de Melina como particular damnificada, destacó que a pesar de disponer la libertad del adolescente, la juez, “no obstante, ha tenido como acreditada la materialidad del hecho y a él (por el menor de edad) como coautor”.

El adolescente de 16 años que estaba detenido por el crimen de Melina Romero, encontrada asesinada en setiembre a la vera de un arroyo de la localidad bonaerense de José León Suárez, recuperó ayer su libertad por orden de la Justicia de Garantías del Joven de San Martín, informaron fuentes con acceso a la causa.

A partir de este fallo no quedaron sospechosos presos por el homicidio de la chica, ya que la semana pasada habían sido liberados por falta de pruebas a los tres acusados mayores de edad.

La decisión que benefició al último de los imputados la tomó la juez de Garantías del Joven 1 de San Martín, María Eugenia Arbeletche, quien luego de una audiencia de la que participaron las partes del proceso dispuso la libertad del chico por “falta de mérito”, es decir, que seguirá siendo investigado.

Minutos antes de las 15, el adolescente salió de los tribunales con una gorra y anteojos para el sol colocados y abordó un auto particular en el que se retiró junto a su madre Olga, quien, antes de subir al vehículo afirmó: “Yo sabía que mi hijo era inocente”.

Por su parte, el abogado Jorge Novarese, defensor del chico, dijo que durante la audiencia de ayer los representantes del Ministerio Público Fiscal y del particular damnificado fueron “muy duros” y solicitaron que se mantuviera la “medida de privación de la libertad” al sostener que la prueba “incriminaba” a su defendido.

“Lo único que tienen es el testimonio de la testigo M. que en estos meses, en vez de reforzarse, su testimonio se debilitó al punto de quedar sepultado”, indicó el letrado.

Consideró que esa testigo considerada “clave” por los pesquisas, “debe quedar imputada de falso testimonio, encubrimiento agravado y también tendría que estar siendo imputada por la participación, ya sea por acción u omisión, en el hecho” y que “obviamente tendría que estar privada de su libertad”.

Respecto de la postura de la juez Arbeletche, el letrado dijo que ésta consideró que sí “hay elementos que incriminan” a su defendido, “pero para no agravar la situación procesal del menor en comparación con los mayores optó por la libertad por falta de mérito”.

FALLO BAJO

PRESION

Según Novarese, en su fallo que se conoció el 22 de este mes, “la Cámara le dijo al Ministerio Público Fiscal que hay que pedir medidas con fundamentos y pruebas, y no dejarse llevar por la inquietud o por el clamor de la sociedad, es decir, que en sus fundamentos hizo mención a que, quizás, hubo presión”.

Por ello opinó que a su defendido, al que consideró un “perejil” por haber estado preso siendo inocente, “lo tendrían que haber dejado en libertad desde un primer momento”.

Ante una pregunta al respecto, el letrado aseveró que la investigación debe dirigirse ahora hacia la posible “relación” de la madre de la testigo M. con policías y hacia otros “nombres” de personas que no son de la fuerza de seguridad y que fueron aportados a la causa.

Y sobre cómo se encontraba el adolescente a partir de todo lo ocurrido con él, Novarese contó que “está ansioso, muy emocionado y con dolor también por haber estado tantos meses privado de su libertad”.

Por su parte, el abogado Marcelo Biondi, representante de la familia de Melina como particular damnificada, destacó que a pesar de disponer la libertad del adolescente, la juez, “no obstante, ha tenido como acreditada la materialidad del hecho y a él (por el menor de edad) como coautor”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico