Liberaron a comerciante secuestrada tras pagar un rescate de 250 mil pesos

Los secuestradores se comunicaron de inmediato con la familia de la víctima y “pidieron un rescate de medio millón de pesos”, según confió un jefe policial.

 Una comerciante de 60 años fue secuestrada en la localidad bonaerense de Villa Martelli, en Vicente López, y liberada en el partido de Moreno luego de tres horas de cautiverio y el pago de un rescate, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió alrededor de las 20 del jueves cuando la víctima, una mujer que tiene negocios de venta de ropa, se dirigía a su casa de Villa Martelli, ubicada sobre la calle Lavalle al 4200, a bordo de un Smart, el pequeño automóvil Mercedes Benz.

La mujer, que sólo fue identificada por los vecinos por su nombre pila, Gladys, estaba a pocas cuadras de su casa cuando fue interceptada por una banda de falsos policías que se movilizaba en dos autos, uno marca Honda y el otro un Fiat Siena.

Los delincuentes, que parecían policías de brigada, traspasaron a la mujer de auto, se la llevaron cautiva en el Honda y uno de los integrantes de la banda se subió y se llevó el Smart blanco que, luego, apareció abandonado en el cruce de las calles Lavalle y Chile.

Los secuestradores se comunicaron de inmediato con la familia de la víctima y “pidieron un rescate de medio millón de pesos”, según confió a Télam un jefe policial.

Al tratarse de un secuestro extorsivo, el caso quedó en manos del fiscal federal de San Isidro, Fernando Domínguez, y, a nivel policial, por la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de ese partido del norte del conurbano.

Tras tres horas de negociaciones, los secuestradores llegaron a un acuerdo y se pagó un rescate -el monto no se informó- en la zona del puente La Noria que comunica el sur de la Capital Federal con el partido bonaerense de Lomas de Zamora.

Si bien se pensaba que allí, al momento del pago, iba a ser liberada por la banda, la comerciante finalmente apareció sana y salva en otro sitio, en el partido bonaerense de Moreno.

Un vecino dijo ayer a la señal de noticias TN que “Gladys es una vecina que vive hace 40 años en el barrio” y reveló que ya uno de sus dos hijos había sufrido un intento de secuestro la semana pasada.

“El hijo, el jueves pasado, llegó a la puerta de la casa con la madre, se bajaron cuatro hombres de un auto vestidos con ropas de policía y el pibe se avivó, salió por la vereda y se escapó con el auto. Se dio cuenta de que iba a ser un secuestro exprés”, comentó el vecino.

Los detectives antisecuestros de la DDI San Isidro y el fiscal Domínguez intentaban corroborar la existencia de este episodio para determinar si la banda que concretó el secuestro ya tenía en la mira a la comerciante o a otro miembro de la familia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico