Linares recorrió los frentes de trabajo para la reconstrucción de la trama vial

El intendente Carlos Linares recorrió ayer el plan de reconstrucción de la trama vial que el municipio lleva adelante en los barrios San Cayetano, Máximo Abásolo y Juan XXIII, y en las avenidas Congreso, Constituyentes y Chile. Se trata de los sectores más afectados por el temporal de 2017.

Junto con el secretario de Infraestructura del municipio, Miguel Pagano, el intendente Carlos Linares recorrió ayer las obras de reconstrucción de la trama vial que desde el municipio se llevan adelante en los barrios San Cayetano, Abásolo, Juan XXIII y en algunas de las avenidas afectadas por el temporal de 2017.

“Además de brindar respuestas históricas a la comunidad, lo más importante es la reactivación de la mano de obra local que logramos con esta infraestructura”, indicó el intendente, que recorrió las obras de pavimento que se ejecutan a lo largo y ancho de Comodoro, con un alcance de más de 60 cuadras.

FUERTE IMPULSO

Entre los frentes de trabajo más destacados, el intendente estuvo en las obras de calle Scalabrini Ortiz, entre Manuela Pedraza y Avenida Kennedy, en el barrio Juan XXIII; y en las calles Armando Gómez y Héctor Cámpora, del barrio San Cayetano.

En la ocasión, valoró el incremento en el ritmo de la obra pública, con la multiplicación de los frentes de trabajo de pavimento y bacheo, que constituyen una de las principales demandas en materia de infraestructura, al afirmar que “estamos dando un impulso enorme a la obra pública, llegando a barrios con una fuerte necesidad de reconstrucción de la trama vial”.

“Si bien las tareas de pavimento y bacheo están en todos los barrios, la mayor intervención tiene lugar en el Juan XXIII, San Cayetano y Máximo Abásolo, y en las avenidas Constituyentes, Chile y Congreso, fuertemente demandadas por los vecinos del lugar”, recalcó.

Asimismo, Linares hizo hincapié en el impacto de la obra pública en la generación de nuevos puestos de trabajo para el gremio de la UOCRA; y en ese tenor, dijo que “también estamos contentos por la reactivación de la mano de obra local, cumpliendo con uno de los compromisos asumidos con este sector para mejorar la situación de crisis que atravesaron los trabajadores”.

En tanto, sobre las obras del San Cayetano, Máximo Abásolo y las avenidas Chile, Congreso y Constituyentes, el intendente valoró la capacidad financiera del Ejecutivo para encabezar los trabajos de pavimento y señaló que “desde el municipio realizamos un enorme esfuerzo para concretar las obras con fondos propios, de cara a mantener nuestro ritmo de trabajo, independientemente de la situación económica nacional y provincial”.

“Queremos finalizar esta gestión cubriendo las demandas de los vecinos. Por eso avanzamos a buen ritmo con todas las obras iniciadas y trabajamos sostenidamente para iniciar, próximamente, otras”, concluyó Linares.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico