Llegarán esquiladores y UATRE pide controlar trabajo en negro

El Ministerio de Salud y Ambiente autorizó un protocolo del ámbito rural preventivo al COVID 19, el cual fue elevado por el Consejo Agrario Provincial (CAP) en razón que a fines de julio comenzarán a llegar a Santa Cruz, procedentes de otras zonas, decenas de esquiladores para la zafra lanera que se iniciará en agosto.

En ese contexto, el gremio que nuclea a los trabajadores rurales (UATRE) pidió que además de las normas de bioseguridad, también se controle la situación laboral y habitacional ya que hay sobrados antecedentes de trabajo en negro y deplorables condiciones laborales.

Respecto al protocolo sanitario, el titular del CAP, Javier de Urquiza dijo que en principio se vigilará que las cuadrillas de operarios cumplan con las obligaciones nacionales de transporte y que se tendrá un permanente seguimiento de su desplazamiento por territorio santacruceño

Además hizo saber que al ingresar a esta provincia deberán cumplir con un periodo de cuarentena “delimitada por puntos estratégicos” precisando que los que ingresen por la zona norte deberán realizarla en Caleta Olivia y Perito Moreno, mientras en que los lleguen por la zona sur, la harán en el Paso de Integración Austral, dando a entender que parte de los esquiadores provendrán de Chile.

“Una vez que las cuadrillas realicen la cuarentena, tienen que generar una hoja de ruta de los establecimientos donde van a concretar su trabajo con las medidas que el distanciamiento social, preventivo y obligatorio establece. Esto es, toma de temperatura corporal, uso de tapabocas o barbijos y distanciamiento en los galpones de esquila”, explicó.

En tanto, desde UATRE se exigió que, además de protocolo sanitario, las autoridades provinciales controlen la situación laboral de los trabajadores que integran las cuadrillas, ya que hay antecedentes lamentables en el comportamiento de algunos estancieros, lo cual años atrás generó denuncias públicas de parte de este sindicato.

En tal sentido, en declaraciones formuladas al diario Tiempo Sur, el secretario general a nivel provincial, Marcelo Servín, dijo que no hace mucho tiempo “trascendieron imágenes lamentables de las condiciones en las cuales alojaban a esas cuadrillas”.

Precisó que las mismas mostraban a esquiladores calentando agua

en tachos a la intemperie con leña, haciendo sus necesidades fisiológicas en excusados en el medio de la nada y durmiendo hacinados en una sola habitación sobre colchones con vellones de lana.

Por tal motivo reiteró que “es importante que se hagan los protocolos por la pandemia, pero también hay que poner énfasis en el control, tanto laboral como habitacional”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico