Lo creían secuestrado y estaba con su amante

La mujer del comerciante denunció su desaparición y las autoridades lo buscaron como víctima de un delito, pero la historia dio un giro inesperado.

La infidelidad le va a salir cara a un comerciante boliviano radicado en Tucumán. Su historia tomó trascendencia en las últimas horas, después de que la policía de la provincia norteña lo hallara tras ser denunciada su desaparición por parte de su esposa, quien imaginó que el hombre había sido víctima de algún delito.

Por la información que publicaron los medios locales, Kenny Jairo Álvarez Echalar, de 38 años, fue intensamente buscada en los últimos días, tras el pedido desesperado de Marta Reyna Martínez, que no solo se presentó ante las autoridades, sino que también utilizó las redes sociales para dar con su marido.

Al no tener respuestas del celular del comerciante y con el paso de las horas, la preocupación creció y la policía tucumana inició un amplio operativo de búsqueda el 5 de marzo pasado.

En los primeros días no hubo novedades y las esperanzas de sus seres queridos comenzaron a decaer, hasta que el pasado fin de semana recibieron la noticia esperanzadora: su camioneta había sido encontrada en la intersección de las calles Combate de San Lorenzo y Congreso de Tucumán, en la capital provincial.

A pesar del hallazgo del vehículo, no se encontró rastro del hombre, aunque sí las cámaras de seguridad empezaron a jugar un rol clave. Ya para ese momento, los efectivos involucrados en la búsqueda olfateaban que algo raro sucedía, dado que no había ningún pedido de rescate ni se habían reportado hechos de inseguridad que involucraran a Álvarez Echalar.

Gracias a la tecnología, los agentes y la Unidad Fiscal de Delitos Complejos comenzaron a seguir las imágenes captadas por los equipos instalados en el centro tucumano y lograron dar con una pista clave: Tafí del Valle.

Con ese dato, las autoridades desplegaron un amplio operativo en esa localidad y encontraron al comerciante en un hotel, junto a una joven que sería su amante.

Si bien no trascendieron dichos de Álvarez Echalar, sí se pudo conocer en las últimas horas que la Policía de esa provincia denunció al infiel se hiciera cargo de los costos de su búsqueda.

Ahora, la Justicia determinará si deberá hacerse responsable de una suculenta cifra.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico