Lo juzgan por instigar al suicidio a su pareja

El hecho ocurrió en julio de 2020 en la localidad de Cinco Saltos. Por este delito, un sujeto enfrenta una pena de 1 a 4 años de prisión.

Este lunes arrancó el juicio por la muerte de Maira Castillo en la localidad de Cinco Saltos. El acusado es Bruno Marín, su ex pareja, quien se encuentra actualmente imputado por el delito de instigación al suicidio.

El hecho ocurrió en julio del año 2020 y, si bien la autopsia determinó que la joven se había quitado la vida, un pedido de su familia llevó a la justicia a analizar una nueva línea de investigación con perspectiva de género.

Detrás de este caso existe una ardua investigación realizada por el Ministerio Público Fiscal, que buscará -con múltiples pruebas- demostrar que Marín desplegó una serie de conductas de dominación, control y violencia de género que llevaron a Maira a quitarse la vida.

Las pericias fundamentales para llevar adelante la investigación fueron dos, siendo una de ellas la psicológica. Por este delito, el rionegrino enfrenta una pena de 1 a 4 años de prisión.

Cabe recordar que la muerte de Maira ocurrió el 17 de julio de 2020 en Cinco Saltos. Tenía 32 años, era mamá de dos pequeños y su cuerpo fue hallado en su vivienda particular.

Si bien la autopsia determinó que se había suicidado, un pedido de su familia llevó a la justicia a analizar una nueva línea de investigación con perspectiva de género que apuntaba a la instigación del suicidio, teniendo como principal sospechoso a su ex pareja, con quien mantuvo una relación durante un año y había denunciado por violencia en diciembre de 2019.

Según indicaron testigos allegados a la víctima, la relación se vio atravesada en todo momento por la violencia, desplegando el acusado distintos mecanismos -como conductas de dominación y control- que llevaron a Maira a aislarse de personas que la podrían haber ayudado o acceder a una red de contención que evitara el trágico desenlace.

Tras una ardua investigación, la fiscalía aseguró que Maira se suicidó y que -en ese momento- no había otra persona con ella en su casa. También determinó que las lesiones que presentaba en su cuerpo fueron producto de su intento por quitarse la vida y no se encontraron signos de criminalidad ni lesiones compatibles con algún tipo de acción de defensa o ataque.

A su vez, en ese momento aclararon que otras de las marcas visibles se produjeron luego de la autopsia, la cual se llevó a cabo en la Morgue Judicial de General Roca.

No obstante, y ante el pedido de la madre de Maira, la fiscalía inició una causa por instigación al suicidio, ya que su círculo familiar está convencido de que la ex pareja la condujo a tomar la decisión.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico