Lo juzgan por tres hechos y podría cumplir prisión efectiva

En la sala de audiencias de la Oficina Judicial de Sarmiento se desarrolló la segunda jornada de juicio contra Daniel Héctor Quiduleff (29).

El acto judicial es presidido por el juez Alejandro Rosales; la fiscalía estuvo representada por la fiscal Andrea Vázquez y la funcionaria Rita Barrionuevo, mientras el acusado recibe el asesoramiento legal del abogado adjunto de la Defensa Publica, Gustavo Oyarzún.

En la ocasión fueron citados once testigos. Dos empleados policiales prestaron declaración mediante el sistema de video conferencia, desde las oficinas judiciales de Trelew y Comodoro Rivadavia.

Asimismo, una integrante de la subdivisión de Criminalística de Sarmiento exhibió el registro fotográfico realizado en dos investigaciones. En este contexto, destacó que el 21 de octubre de 2017 Quiduleff envió mensajes a una persona y le intentó vender una máquina de cortar césped.

Este elemento había sido sustraído durante la madrugada de ese sábado del patio de una vivienda ubicada sobre la calle Perito Moreno, entre avenida Ingeniero Coronel y Ameghino. En ese lugar, Quiduleff fue detenido por la policía.

Dos vecinos lo observaron cuando intentaba ingresar a la camioneta de uno de los damnificados y llamaron a la comisaría.

El 21 de octubre de 2017, Quiduleff ingresó al patio de una vivienda ubicada sobre calle Perito Moreno entre Avenida Ingeniero Coronel y Ameghino. Allí sustrajo una máquina para cortar césped. Unos minutos después, regresó al lugar del hecho. Esta vez, ingresó al interior de la camioneta del damnificado.

En tanto, el 12 de abril de 2018, a las 4:10, en una carnicería ubicada sobre calle Alberdi entre España y Perito Moreno, el imputado -junto a otro sujeto no identificado- rompió el vidrio del local comercial y una vez en el interior habría sustraído dinero en efectivo de la caja registradora y dos latas de cerveza.

Finalmente, la última denuncia se registró el 21 de abril del año pasado. Ese día, a las 00:05 se presentó en el domicilio de su ex pareja. Comenzó a patear la puerta de ingreso de la vivienda e intentó ingresar. Se informó que existía una orden de prohibición de contacto y acercamiento entre el procesado y la víctima.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico