Lo que hay que saber para viajar en auto

A partir de este fin de semana las rutas comienzan a cargarse con turistas que se dirigen a los principales puntos turísticos del país. La Agencia Nacional de Seguridad Vial cada año reitera las pautas obligatorias para circular en las rutas de Argentina. Además, existen algunas recomendaciones que no todo el mundo sabe que son importantes y que se deben tener presentes.

Desde la APSV se recomienda programar el viaje a fin de distribuir las paradas y tiempos de descanso (cada 2 horas), así como prever las dificultades del recorrido y el posible alargamiento del tiempo de trayecto. Se sugiere obtener información sobre las rutas a tomar, tratando de elegir el recorrido más seguro.

También es importante conocer las condiciones del tiempo y evitar conducir con lluvia o tormentas fuertes. Si es posible realizar el viaje en horarios diurnos, ya que la conducción nocturna es considerada una conducción de riesgo.

Es primordial antes de empezar un viaje descansar al menos 8 horas antes de partir, no ingerir alcohol ni medicamentos con efectos secundarios; evaluar la carga a transportar de forma equilibrada repartiendo los pesos, evitando las sobrecargas.

Es fundamental tomar medidas para protegerse del calor ya que puede afectar en el momento de la conducción. Para ello se debe vestir ropa cómoda y zapatos livianos, llevar bebidas frescas y no alcohólicas, y mantener aireado o refrigerado el habitáculo, libre de humo de cigarrillo.

No hay que olvidar revisar las condiciones técnicas del vehículo, que en muchas ocasiones pueden ser desencadenante de siniestros viales, por no haber evaluado y puesto a punto el aspecto mecánico del vehículo.

SEGURIDAD

El cinturón de seguridad es uno de los elementos fundamentales para conducir, evita que suframos serios daños en caso de una colisión o vuelco, ya que evita que salgamos despedidos del vehículo, reduciendo un 80% las heridas graves. Cabe recordar que deben usarlo todos los ocupantes del vehículo.

Los menores de 10 años deben viajar en los asientos traseros que son los lugares más seguros del vehículo. Los menores de 5 años o niños que pesen hasta 25 kg. deben viajar con sistemas de sujeción adecuados a su contextura física. Así, hasta 10 kg. deben viajar en sillas mirando hacia atrás; hasta 20 kg. mirando hacia adelante, desde 20 a 25 kg. Su uso constante hasta que tengan 5 años, momento en el que ya pueden utilizar el cinturón de seguridad.

LA DOCUMENTACION

La Ley Nacional de Tránsito Nº 24.449 establece documentación obligatoria para circular. Se recomienda revisar la misma antes de iniciar el viaje para evitar contratiempos.

Según la norma, el conductor debe estar habilitado para conducir el tipo de vehículo en el que circula y portar la Licencia de Conducir correspondiente al mismo, en vigencia, del municipio donde tenga domicilio legal establecido en el DNI. Debe llevar, además, la Cédula de Identificación del Automotor en vigencia (tarjeta verde) y, si la misma se encuentra vencida y el conductor no es el titular, deberá poseer la Cédula de Autorizado a Conducir (tarjeta azul).

En ocasión de un control de tránsito es obligatoria la presentación de la póliza en vigencia. Se requiere además, la presentación de las patentes del año en curso pagas.

Para circular es obligatorio portar el DNI y el conductor deberá poseer la Revisión Técnica Obligatoria (RTO), actualizada. En caso de tener un vehículo con GNC, será exigible la autorización correspondiente para la utilización de ese tipo de combustible.

Asimismo se debe llevar matafuegos, con control de carga y al alcance del conductor y balizas portátiles. Por otra parte se recomienda contar con un botiquín de primeros auxilios, un gato hidráulico o crique y, un auxilio inflado y llave de ajuste.

OTRAS

RECOMENDACIONES

Es importante realizar un mantenimiento preventivo al vehículo: es vital el control de los componentes de la suspensión, frenos y neumáticos.

A la hora de salir a la ruta, se recomienda no olvidar los lentes de sol. Aunque parezca un detalle mínimo, conducir con el sol de frente no sólo resulta incómodo sino peligroso ya que los ojos no logran visualizar bien el camino y eso puede ocasionar un accidente. Por eso, en épocas de verano, un buen par de anteojos de sol es el aliado de todo conductor: permite que descanse la vista, que advierta los peligros del camino y que la conducción se desarrolle normalmente.

Por otro lado se debe tener en cuenta que las lluvias de verano son una de las principales causas de accidentes, es por esto hay que: mantener distancia prudencial, evitar maniobras bruscas, seguir las huellas del vehículo que precede y no pisar el freno. Además, es importante considerar que se tardará más tiempo en llegar a destino. Es aconsejable reducir la velocidad y recordar que las distancias de frenado y la capacidad de maniobra se ven afectadas.

Algo que no todo el mundo sabe es que durante el viaje hay que escoger la función del aire acondicionado de “entrada de aire externa” y no la “recirculación de aire”, ya que al utilizar esta última se estará respirando el aire viciado ya respirado, lo cual potenciará el estado de somnolencia o provocará el sueño por falta de oxígeno.

Por último, el factor emocional es esencial porque puede afectar la atención que el conductor le puede dar al camino. Además es fundamental practicar una conducción defensiva y ceder el volante en caso de no estar en condiciones.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico