Lo robaron, lo pintaron y le cambiaron la patente

La División Sustracción Automotores, liderada por el oficial Sebastián Bevilacqua, secuestró un vehículo Volkswagen Bora que había sido robado el 21 de junio en las puertas de un boliche céntrico. El propietario dijo que alguien le había sacado las llaves en el boliche.

El vehículo que originariamente era negro, tenía la chapa patente cambiada y también había sido pintado de blanco.

Los investigadores se dieron cuenta del delito cuando verificaron el dominio que ahora llevaba el Bora –patente IGV 447- mientras circulaba por el barrio Máximo Abásolo.

Lo que les llamó la atención a los policías es que la patente era de una Renault Kangoo, por lo que se demoró al conductor que quedó detenido por el delito de encubrimiento. Además, se le incautó una importante cantidad de dinero que tenía en su poder.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico