Los agroexportadores no quieren que les recorten sus grandes ganancias
El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, salió a fustigar una eventual aplicación de retenciones al sector para paliar el déficit fiscal y agilizar el ingreso de divisas en las arcas públicas. "Si necesitamos generar más dólares, lo que tenemos que hacer es seguir dándole la posibilidad al campo de que exprese todo su potencial", consideró el dirigente rural.

Pelegrina consideró: “el cambio de reglas de juego sería malo” ante la posibilidad de generalizar los derechos de exportación en un contexto de suba del dólar, que beneficia a los agroexportadores. En ese sentido estimó: “ya se probó por el lado de las retenciones y fracasó”, en alusión a la política previa al macrismo. El sector gozó de amplias exenciones desde que Mauricio Macri llegó a la Casa Rosada.

“Vemos con preocupación, de nuevo, la escalada, pero confiamos en lo que el presidente tiene en su cabeza y nos ha transmitido”, agrego el presidente de la Sociedad Rural sobre el contexto actual, y puntualizó: “hay trigo sembrado con unas condiciones y sería muy feo cosecharlo con otras”, respecto de lo que sería un cambio en las reglas de juego.

En declaraciones radiales, aseguró: “el campo está aportando una inversión de 12 mil millones de dólares ya en curso, porque hemos sembrado una superficie extraordinaria de trigo que nos va a dar una campaña récord hacia fin de año, y eso va a motorizar las economías del interior”. Consideró que esto “va a traer dólares, que es lo que necesitamos en el país para revertir esta crisis cambiaria”, algo que se replicaría luego con la cosecha de maíz y soja.

“Vamos a contribuir con las exportaciones que están aumentando en la carne, 60 por ciento de aumento de un año al otro. El campo ya está aportando”, añadió. A su vez, manifestó que así “pagamos más impuesto a las ganancias y ahí es donde viene la contribución federal, que se derrama en todo el interior de la Argentina”.

De momento, rechazó que haya una iniciativa oficial para cobrarle a los productores, tras haber hablado con el ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere (su antecesor al frente de la Sociedad Rural) y presenciado una ponencia del titular de Producción, Dante Sica, en la que “uno de los ítems era que continuaba la baja al esquema de retenciones de la soja. Nada se habló de retenciones sobre otros cultivos”.

El dirigente agropecuario señaló que Macri “tiene la cabeza muy clara respecto a las retenciones; no tropezarán con la misma piedra”. Lanzó su mensaje: “Me parece que la contribución hay que buscarla por el crecimiento”. Deslindó la posibilidad del impuesto porque “si tuvieran que tomar esa medida, tendrían que haber cerrado las anotaciones”, en relación a las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior, “sino todo el mundo se aviva y se anticipa, que es un poco lo que ha pasado, por eso han bajado los precios”. De hecho, los embarques de las últimas 48 horas por casi cuatro toneladas de maíz no pagarán si es que a partir de mañana cambia el esquema para la producción agropecuaria.

“Cuando hubo retenciones, perdimos ganadería, lechería, entre otras. Argentina tuvo dos cosechas récord, gracias a la quita de las retenciones y si no hubiese habido tanta sequía, hubiese sido mejor aún”, opinó Pelegrina en Radio Mitre sobre el presente. Un mes atrás, el 28 de julio, al abrir la Exposición Rural, la vicepresidenta Gabriela Michetti había reivindicado el compromiso de no cobrar retenciones. Entre ese día y las alertas de los hombres de campo, se disparó el dólar, o, en palabras de Macri, “pasaron cosas”.