Los caminos de la condena

El proceso se inició hace más de 11 años y el 30 de octubre de 2007 el tribunal integrado por los jueces Daniel Pintos, Martín Montenovo y María Elena Nievas de Pettinari, condenó a los acusados como autores penalmente responsable del delito de homicidio simple y se le impuso una pena de 23 años de prisión.

Dos años más tarde el Superior Tribunal de Justicia confirmó la responsabilidad penal de Juan Albistur y de los primos Maximiliano y Fabio Bustamante, pero declaró la nulidad de la pena en función de que el tribunal de juicio había omitido realizar la audiencia de cesura.

En este marco, un nuevo tribunal se integró con los jueces Roberto Casal, Margarita Pfister y Raquel Tasello. Ello fue en abril del 2010. En esta instancia de la cesura se le impuso a Albistur una pena de 9 años de prisión, mientras que los Bustamante recibieron 9 años y 3 meses.

Sin embargo, en junio de ese mismo año, la Cámara Penal Subrogante, integrada por los magistrados Florencio Minatta, Gladis Rodríguez y Silvia Martos, revocó esa sentencia y dispuso la libertad y sobreseimiento de los tres condenados. El fundamento fue el vencimiento del plazo razonable.

Cuatro años después, en abril del 2014, la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia revocó el sobreseimiento y los abogados defensores presentaron un recurso de queja ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

En este contexto, se recordó que en 2011 los recursos apelados ante la Corte Suprema de Justicia por Juan Albistur y Fabio Bustamante fueron rechazados y se esperaba que volvieran a ser encarcelados. Sin embargo las detenciones no se produjeron hasta tanto no se conociese el fallo del recurso presentado por Maximiliano Bustamante.

Con los tres condenados sin más instancias a las que recurrir y agotadas todas las esferas de apelación, desde la Fiscalía de Sarmiento la funcionaria Rita Barrionuevo solicitó la captura y detención de los condenados. Los fundamentos de su petición se basaron en que las condenas habían quedado firmes.

Así las cosas, el juez Casal hizo lugar al pedido y se efectivizaron las detenciones en abril de 2016.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico