Los carnavales menos conocidos del mundo

Hoteles.com, portal líder en reservas hoteleras online, realizó un recorrido por aquellas tradiciones que son poco comunes al momento de celebrar Carnaval.

CARNAVAL DE LAS CULTURAS

En Berlín, Alemania, esta celebración se realiza en las calles para festejar la mezcla de culturas y grupos étnicos de todo el mundo. El objetivo de este festejo es proclamar un planeta donde no exista la discriminación. Los participantes se ordenan según región y muestran con carisma sus raíces. Por lo general el festejo tiene lugar la primera semana de mayo

VALLNORD

En Andorra, España se produce un carnaval distinto, ya que se celebra en las montañas y con nieve. Durante la última semana de febrero o la primera de marzo se realiza el Carnaval Vallnord. Se caracteriza por realizar actividades invernales, con la diferencia de que todos los participantes llevan disfraces y los jurados premian a los mejores, individual como grupalmente.

BUSOJARAS

Se trata de un carnaval a puro terror, ya que se celebra en Mohács, Hungría y se caracteriza por que sus participantes están disfrazados de animales o seres que deben producir miedo, porque el objetivo es evocar las épocas en que los pobladores de la ciudad expulsaron a los ocupantes turcos. Por lo general se celebra durante la primera semana de marzo.

CARNAVALES DE VILANOVA I LA GELTRU

Es uno de los carnavales más tradicionales del mundo y tiene 250 años de historia. Comienza dos semanas antes del Miércoles de Ceniza (primer día de la cuaresma), con el baile de matones, donde las parejas bailan y están vestidos con matones, un traje típico flamenco. Los hombres también se visten con el típico sombrero catalán: la barretina. En pareja desfilan en comparsas al son de los ritmos tradicionales de toda España y van ofreciendo dulces a los más chiquitos.

FASNACHT

También se lo conoce como el carnaval de Basilea, de Suiza. Comienza el primer lunes de febrero o marzo, a las 4 de la mañana y tiene una duración de tres días. Los festejos del Morgestraich son los de apertura, que consiste en apagar todas las luces del centro de Basilea para que las comparsas inicien sus desfiles bajo el ritmo de tambores y flautas. Los participantes deben llevar linternas y máscaras. 

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico