Los casos de COVID-19 en Argentina subieron 26,7%

De acuerdo con los últimos tres partes semanales del Ministerio de Salud de la Nación se produjo un incremento en los contagios que pasó de 8.387 el 17 de abril a 11.443 el 1 de mayo. El número de muertos mostró una leve baja.

Los casos de COVID-19 comenzaron a incrementarse en las últimas dos semanas. Si bien el gobierno dispuso a mediados de abril una nueva forma de difundir los informes, que pasó de ser diario a semanal, debido a la baja del número de infecciones en los últimos meses, esta cifra se incrementó un 26,7% en ese período. En cambio, esto no se reflejó en el número de muertes, que mostró en leve descenso en el mismo lapso.

Así, desde que la cartera sanitaria comenzó a difundir los partes en forma semanal, hasta este domingo se produjo un incremento de 3.056 casos, ya que mientras el 17 de abril se dio cuenta de 8.387 personas infectadas, el 1 de mayo se llegó a 11.443. El parte del 24 de abril había reflejado ya un repunte, con 11.307 casos.

En cambio, el número de fallecimientos no se modificó sustancialmente y, por el contrario, tendió a bajar, o al menos a mantener cierta estabilidad, ya que mientras el 17 de abril se reportaron 146 víctimas mortales, una semana más tarde aumentó a 198, pero el domingo pasado bajó a 111 personas. Los casos graves registrados como ingresos en camas de unidades de terapia intensiva (UTI) de todo el país se mantenía a la baja, alcanzando a las 339 el 1 de mayo, cuando el 24 de abril habían sido reportadas 372 y la semana anterior 412.

La última ola de la pandemia que vivió la Argentina se produjo a comienzos del verano a causa de la supercontagiosa Ómicron y comenzó a retroceder a fines de enero. Situaciones similares ocurrieron en América del Norte, Europa, Asia y África. Pero esa variante nunca se fue del país y comenzó a circular la subvariante BA.2 que se detectó en varios distritos como la Ciudad de Buenos Aires, Misiones, Córdoba y provincia de Buenos Aires.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, advirtió el domingo que los casos de COVID-19 “van a aumentar en otoño-invierno” y reiteró que las autoridades sanitarias están centrando su esfuerzos en que esto “no se traduzca en hospitalizaciones y fallecimientos”. La funcionaria volvió a negar que ya se haya superado la pandemia en el mundo: “No debemos pensar que ya pasó. Debemos seguir vacunándonos. Hay que esperar que pase el frío y, cuanto más nos vacunemos, menos contagios vamos a tener”, dijo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico