Los chinos apelaron

La defensa pública federal apeló el procesamiento de los capitanes de los barcos chinos capturados el 25 de diciembre por pesca ilegal en el mar argentino. Lo hizo ante la Cámara Federal de Apelaciones, desde donde se deberá resolver al respecto. Los dos están procesados por desobediencia y tienen prohibición de salir del país.

En el ámbito administrativo, la empresa ya generó una deuda $15 millones con la Subsecretaría de Pesca de la Nación y de 52.800 dólares con el puerto de Comodoro Rivadavia.

El procesamiento que oportunamente la Justicia Federal dictó contra los capitanes de los barcos chinos “Lu Rong Yu 6.177” y “Lu Rong Yu 6.178” fue apelado el martes por la defensa pública que los asiste. El recurso fue elevado ante la Cámara Federal de Apelaciones y será ese tribunal, una vez que se fije fecha de audiencia, quien deberá resolver si se mantiene la firmeza de la resolución dictada en primera instancia.

El delito por el cual se los procesó es el de desobediencia y está enmarcado en los términos del artículo 239 del Código Penal de Nación. En el mismo se fijan penas que van de los 15 días a un año de prisión, lo cual lo torna un delito excarcelable. Por ese motivo es que los capitanes chinos gozan de libertad  y la única restricción que tienen es la de salir del país. Por lo pronto se encuentran alojados, con otros 34 tripulantes, en los buques que todavía siguen amarrados en el puerto de Comodoro, donde diariamente generan una deuda de 1.200 dólares y en los 44 días que llevan allí la suma asciende a 52.800 de esa moneda estadounidense.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico