Los cocineros de Colonias, un trabajo constante y silencioso para miles de chicos

En el primer año de implementación y por primera vez, las Colonias de Verano diariamente brindan a los niños comida caliente al plato, algo por demás novedoso. Además de la enseñanza y recreación que se imparte a los más chiquitos, también el programa veraniego cumple un rol social muy importante. El equipo de trabajo de los cocineros de Colonias es un ejemplo de ello.

Es por ello que el municipio través de Comodoro Deportes, la Dirección General de Deportes, con la colaboración de asociaciones vecinales, el Instituto de Formación Docente Nº 810, la Secretaría de Cultura y la Subsecretaría de Salud, implementó este año el sistema de comida caliente al plato que le permite a los chicos a disfrutar de comidas ricas, sanas y nutritivas durante toda la semana.

Los menúes en las Colonias Veraniegas están a cargo de un equipo de profesionales, cocineros y colaboradores que todos los días, desde muy temprano, cumplen un rol trascendental en lo que refiere a la nutrición de los niños de la ciudad.

A la sede del colegio N° 723 asisten más de 140 colonos de los barrios; Stella Maris, Isidro Quiroga, Abel Amaya, y 30 de Octubre. En este caso, los nenes almuerzan durante la semana en el CPB del Isidro Quiroga, donde el equipo de cocina lo integran: Marta Álvarez, Noelia González, Irma Neira, Romina Pacheco y Dora Iturra.

Marta, la encargada de la cocina, describía el trabajo que comienza desde la mañana extendiéndose por la tarde para que los chicos puedan almorzar diariamente en el CPB.

“Le hacemos la leche para que tengan a la tarde, después la comida, en donde se hacen tallarines con tuco, otro día milanesas con puré, también salchichas con arroz o fideos, lentejas, pollo, todo muy nutritivo, además del postre con frutas, manzanas, pelones, durazno, ciruelas” explicaba al mismo tiempo de sostener que durante la semana el menú va cambiando “ellos comen muy bien, se repiten porque las comidas les gustan mucho”.

Al menú se le suma, además de las frutas y verduras, la merienda que en algunas oportunidades se alternan con yogur con copitos, arroz con leche, y avena con leche.

“Fue una muy buena semana, en mi caso a mi encantan estar con ellos, servirles, es muy lindo” concluía Marta.

Por su lado, la sede N° 211, la cocina está a cargo de Claudia Varela, Mabel Mercado, y Juana Gallardo, quienes son la responsables de elaborar las comidas para 150 niños.

Claudia y Antonella Tiglio, esta última coordinadora de la Colonia, comentaban que la comida para los chiquitos se compone durante el transcurso de la semana de tallarines con salsa, guiso de arroz con pollo, milanesas con puré, polenta con salsa bolognesa, arroz primavera, capeletines con salsa roja, guiso de lentejas y salchicha “todos los días vamos cambiando, además tenemos la merienda donde les damos leche con nesquik, yogur con cereales, té con pan y mermelada”.

La coordinadora destacó que a diario “tratamos que sean comidas sanas y que a ellos les guste. Este año nos desbordo el número de nenes que son la mayoría nuevos y en esta modalidad de comida al plato también y nos encontramos con la sorpresa que todos ellos quieren repetir tanto en la merienda como el almuerzo y es importante para ellas (cocineras) que les dan más ganas de trabajar”.

Desde el Gimnasio Municipal N° 2, Franco Do Santos, María Rodríguez y Claudia Acosta, componen el equipo de trabajo en la cocina que de lunes a viernes les brindan el almuerzo y merienda a más de 170 niños de Colonias Recreativas.

Franco señalaba que en el caso de la sede de Pueyrredón el menú para los pequeños asistentes cambia semanalmente “les hacemos desde estofado de pollo, polenta, arroz, todo lo que tiene que ver con comidas de ollas para que los chicos coman bien y que les aporte”.

De esta manera, explicó que el trabajo empieza desde horas de la mañana “para que los nenes coman a las 13 horas, después se acomodan las cosas, se les da la merienda las 5 de la tarde que depende el día puede ser yogur con copos, ensalada de fruta, leche con pan con dulce. En lo personal-continúo- prefiero hacer comidas elaboradas, estofados, milanesas, la prioridad es que coman bien y sea algo que los llene”.

Una de las sedes cabeceras de las Colonias de Verano es el Municipal N° 1, que congrega a más de un centenar de niños tiene como equipo de trabajo en la cocina a Mónica Manquemilla, Mariela Robledo y Elba Liempis, junto a las colaboradoras Carolina Huicha y Andrea Lucero.

Precisamente, una de las cocineras, Mónica hacia un repaso de lo que ha sido estas primeras jornadas y la labor que llevan adelante. “Con la comida se empieza muy temprano, después se les da la merienda. Se trata de comidas elaboradas, como tallarines con salsa, polenta con tuco, estofado, pollo con arroz, capeletines, y la respuesta de ellos es muy buena y les gusta lo que le preparamos” expresó.

En el caso de la merienda, manifestó que consiste en arroz con leche, yogur con copos, leche con nesquik, ensalada de frutas “los chicos se comen todo, son comidas muy nutritivas, con muchas frutas también que acompañan. Fue una semana realmente muy buena, ellos están muy contentos, se repiten, es mucho el trabajo que se hace diariamente, pero es muy gratificante” finalizó.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico