Los cráteres del San Cayetano, un peligro para los automovilistas
La calle Bruno Píeragnoli a pesar de contar con un asfaltado relativamente nuevo presenta sectores defectuosos que son un peligro especialmente para los vehículos que no están habituados a recorrer la zona.

Un vecino del barrio San Cayetano se ocupó de realizar una serie de fotografías para retratar la magnitud de los pozos que se encuentran en la calle Bruno Pieragnoli, en el tramo que se encuentra entre Mahuida y Kaiken, lo que empezó siendo un poco con el paso del tiempo y la acumulación de agua se volvió un cráter.

La circunferencia supera el metro y más de 50 centímetros de profundidad tiene el bache más grande, que no se encuentra señalizado. “Es casi una trampa no para el vecino que anda siempre por acá sino para los que pasan de manera circunstancial”, relató el vecino.

En la fotografías que compartió con El Patagónico además se puede observar que es tan amplio el pozo que la rueda de un colectivo sin dudas quedaría atrapada.