Los empresarios justificaron y pidieron más aumento

Jorge Moreno, gerente de Patagonia Argentina, y Ricardo Blanco, titular de Diadema Argentina, en la audiencia pública por el aumento del costo del boleto del transporte defendieron el incremento y pusieron como argumentos los costos del gasoil, el recurso humano e incluso la deuda que mantiene el Gobierno provincial con ambas empresas. El municipio, en tanto, adujo que los subsidios provinciales están congelados desde 2009.

En Comodoro Rivadavia ayer se realizó la audiencia pública por el incremento de la tarifa de transporte urbano de pasajeros. Una decena de oradores tuvieron la palabra, entre ellos los gerentes de las empresas de transporte, quienes expusieron sus argumentos para aumentar el pasaje, al igual que la Municipalidad y el Ente de Control de los Servicios Públicos (ver nota aparte).

Se debe recordar que el pedido de aumento del boleto de transporte público fue solicitado por el Poder Ejecutivo con el objetivo de recudir los subsidios que se elevaron en el último año. El proyecto ya tuvo aprobación en una primera lectura, estableciendo un incremento en tres tramos tanto para el boleto de Patagonia Argentina, como para el de Diadema Argentina.

En la audiencia de ayer en primer término, tomaron la palabra los gerentes de las empresas de transporte. Jorge Moreno de Patagonia Argentina explicó que la estructura de costos de la firma tiene una incidencia del 4.7% en combustible, más del 60% en mano de obra, y compra de unidades supeditadas a la fluctuación por el valor del dólar.

Esto debe ser cubierto por el pago del boleto o compensaciones de los diversos subsidios. Aunque en la actualidad la deuda de provincia supera el 45% del costo operativo de la empresa.

“Hay peligro de zozobrar en este momento del servicio”, advirtió Moreno, y explicó que este servicio comparado con otros “no es por consumo, porque el servicio se da igual desde las 5 hasta 0:30 hay servicio, haya o no pasajeros”.

En números, detalló que Patagonia cuenta con 360 empleados, 35 mil kilómetros mensuales de recorrido, 128 unidades con 10 frecuencias diarias, es decir, 1.280 frecuencias diarias que pasan por San Martín y Güemes.

A su vez, Moreno contrastó el aumento de los costos con un notable descenso en la cantidad de pasajeros. “En el último mes se han patentado en Comodoro 659 vehículos (3.700 en lo que va del año) y hay 25 kilómetros de recorrido hasta Caleta Córdova. Conlleva a un permanente análisis sobre los costos y valores”, señaló.

Los valores del boleto urbano de Patagonia Argentina serían de $16,50 en julio; $19 en octubre y $22 en enero.

PARA BLANCO EL

AUMENTO ES ESCASO

Por su parte Ricardo Blanco, gerente de Diadema Argentina, advirtió que “hay muchos factores que llevaron a esta situación. El costo no puede ser cubierto con el pago de cada usuario sin sacrificar otras cuestiones básicas. Lo hacen deficitario otros aspectos también: el valor de la tarifa, escasa relación entre la cantidad de transportados y los kilómetros recorridos”.

Además catalogó el aumento como escaso: “Para nuestro caso, la tarifa nueva va de $22 a $29 pesos y no alcanza este 30% para cubrir la inflación. Hay otras causas propias del servicio: el gasoil es cubierto solo en un 50% por el subsidio. La provincia nos debe más de 1.3 millones de pesos. El margen de utilidad empresaria es de solo un 6%. Esta tarifa no trae soluciones al transporte, solo un paliativo que aceptaremos”.

El secretario de Gobierno, Máximo Naumann, en tanto expuso los argumentos del Poder Ejecutivo para solicitar este aumento con el objetivo de reducir el nivel de subsidios que se ha incrementado notoriamente en los últimos meses.

“Este municipio fue absorbiendo los 10 millones de pesos de incremento con mucho esfuerzo. La estructura de costos dividido la cantidad de boletos vendidos da el valor real del boleto, que pasó de 20 pesos en enero a 27 pesos. Es decir que el municipio hoy paga más del 50% del valor”, aseguró Naumann.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico