Los gigantes del petróleo recortan personal en el mundo

“Es un escenario incierto, seguimos enfocándonos en lo que podemos controlar”, señaló el jefe ejecutivo de la empresa, Paal Kibsgaard, en declaraciones citadas por Reuters.

Schlumberger anunció que despedirá 9.000 trabajadores en sus distintas operaciones en el mundo, lo que representa un 7% de su plantilla. No es la única gigante que recortará personal ante la caída de los precios internacionales del petróleo crudo, también Halliburton y Lewis Energy hicieron anuncios en ese sentido.

El anuncio lo realizó la empresa luego de hacer públicos sus resultados del cuarto trimestre de 2014, que ofrece una doble lectura: por un lado, muestra una drástica caída en el valor de la acción de la compañía, pero por el otro, permite ver que obtuvo mayores ganancias que en 2013.

“Es un escenario incierto, seguimos enfocándonos en lo que podemos controlar. Hemos tomado una serie de medidas para reestructurar y rediseñar nuestra organización que nos ha llevado a un récord de cargos en el cuarto trimestre”, señaló el jefe ejecutivo de la empresa, Paal Kibsgaard, declaraciones citadas por Reuters.

Las empresas petroleras Halliburton y Lewis Energy, con sede en las ciudades tejanas de Houston y San Antonio, respectivamente, sufren las consecuencias de la bajada mundial del precio del crudo y anunciaron despidos para este año.

Halliburton, una de las principales multinacionales del sector, “ha reducido personal” en Houston a causa de las “actuales condiciones de mercado”, reconoció hoy a Efe Chevalier Mayes, una portavoz de la compañía, aunque no concretó el número de despidos.

“Vamos a seguir de cerca el mercado y haremos los ajustes que sean necesarios en nuestra estructura”, agregó Chavalier, al reconocer que “la reducción de personal continúa”. En diciembre la compañía ya anunció el despido de 1.000 trabajadores en Europa, Asia y Africa.

Halliburton, con operaciones en cerca de 80 países, cuenta con unos 100.000 trabajadores en plantilla, anunció a finales de 2014 la compra de Baker Huges, otra de las grandes multinacionales del sector, por 34.600 millones de dólares.

PETROLEO BARATO

El Fondo Monetario Internacional augura un crecimiento moderado para el período 2015-2016 principalmente en los países emergentes, siendo uno de los factores determinantes la abrupta baja del precio del crudo. La proyección del crecimiento mundial apunta a un aumento en 2015–16, de 3,3% en 2014 a 3,5% en 2015 y 3,7% en 2016.

“Esto representa una revisión a la baja de 0,3% en ambos años en comparación con la edición de octubre de 2014 de Perspectivas de la economía mundial (WEO)”, señala el informe.

“Los nuevos factores que respaldan el crecimiento -la caída de los precios del petróleo, y también la depreciación del euro y del yen- están más que compensados por fuerzas negativas persistentes; entre ellas, las secuelas que ha dejado la crisis y la disminución del crecimiento potencial en muchos países”, indica.

“En muchas economías emergentes y en desarrollo, el repunte proyectado del crecimiento de los exportadores de materias primas es más débil o más tardío de lo previsto en la edición de octubre de 2014, ya que el impacto de la caída de los precios del petróleo y de otras materias primas en los términos de intercambio y los ingresos reales está golpeando más duramente el crecimiento a mediano plazo. Para muchos importadores de petróleo, el estímulo que genera la caída de los precios del petróleo no se siente tanto como en las economías avanzadas, ya que los beneficios relacionados con esta bonanza imprevista se concentran en manos de los gobiernos (por ejemplo, en forma de reducción de los subsidios energéticos)”, describe en otro tramo.

Otro análisis del Banco Mundial plantea que el petróleo barato puede representar una oportunidad para los países emergentes. “La baja en el precio del crudo originará cambios notables en el ingreso real desde los países exportadores a los países importadores de petróleo. Tanto para exportadores como para importadores, la baja en los precios representa una oportunidad para llevar a cabo reformas que puedan aumentar los recursos fiscales y servir a objetivos ambientales más amplios”, agregó Ayhan Kose, Director de Perspectivas de Desarrollo del Banco Mundial.

“El menor precio del petróleo, que se espera se mantendrá durante 2015, está bajando la inflación en todo el mundo y es probable que retarde los repuntes en las tasas de interés en los países ricos. Esto genera una oportunidad para los países importadores de petróleo, como China e India; esperamos que el crecimiento de India llegue al 7 % en 2016. Lo que es fundamental es que las naciones aprovechen esta oportunidad para impulsar reformas fiscales y estructurales, las cuales pueden incrementar el crecimiento a largo plazo y el desarrollo inclusivo”, sostuvo Kaushik Basu, Vicepresidente superior y economista principal del Banco Mundial.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico