Los Gladiadores vencieron a Arabia y renovaron la posibilidad de clasificar

Ganaron 32-20 y se recuperaron de la derrota sufrida ante Polonia, tras debutar con un empate frente a Dinamarca. El equipo de “Dady” Gallardo se enfrentará mañana a Alemania, líder del Grupo D.

El seleccionado argentino masculino de hándbol renovó sus chances de clasificar a octavos de final del Mundial de la especialidad que se lleva a cabo en Qatar, luego de derrotar ayer a Arabia Saudita por 32-20 (13-11 parcial del primer tiempo), en un partido de la tercera fecha del Grupo D.

El goleador del encuentro fue Federico Pizarro, con siete tantos, seguido de Sebastián Simonet, con seis, quien fue elegido el mejor jugador del encuentro.

De esta manera, Argentina suma tres unidades, producto del empate con Dinamarca (24-24), la derrota ante Polonia (24-23) y la victoria ante los árabes, y quedó cuarto en las posiciones, detrás de Alemania, Polonia y los daneses, y por delante de Rusia y Arabia. El próximo encuentro de Los Gladiadores será mañana ante Alemania, desde las 15:00 de Argentina.

El seleccionado argentino inició el partido muy relajado, con pocos desplazamientos defensivos y sin la intensidad que le imprimió a la lucha por la pelota en los dos encuentros anteriores, por lo cual a los árabes les alcanzó con poco para mantenerse al acecho en el marcador.

Para colmo, al no poder recuperar rápido la pelota para salir de contraataque y lastimar con la velocidad de los extremos Federico Fernández –el goleador de la primera media hora con cinco tantos– y Federico Pizarro, los “albicelestes” no pudieron tomar distancia en el marcador.

Ante este panorama, el entrenador Eduardo Gallardo no pudo darle descanso a los habituales titulares, que sufrieron un gran desgaste físico ante los dinamarqueses y polacos, y los tuvo que mantener en cancha, con el consecuente riesgo de lesiones ante un equipo que proponía una defensa abierta y que no dudaba a la hora de bajar el brazo.

Víctima de la rudeza de la defensa árabe fue el central Diego Simonet, quien recibió un golpe en el rostro que le provocó un corte en el labio superior, que lo obligó a estar varios minutos afuera para atención médica.

En el descanso hubo tirón de orejas y lavado de cabeza por parte de “Dady” Gallardo. El equipo salió entonces con otra actitud y otra mentalidad para jugar la segunda media hora, con los buenos ingresos de Adrián Portela, que fue impasable en el mano a mano; Pablo Simonet y Facundo Cangiani, quien debutó en el Mundial.

Una serie de robos y contras letales les permitieron a Los Gladiadores tomar ventaja de cinco en el tanteador (16-11), y les dio tranquilidad para jugar transiciones más largas, lo cual habilitó el ingreso de los jugadores con menos cantidad de minutos en lo que va del campeonato.

Además, el arquero Fernando García, quien ingresó para jugar el segundo tiempo, tuvo una jornada sensacional tapando siete de diecisiete lanzamientos y aportando una gran seguridad bajo los tres palos.

El juego brusco de los asiáticos empezó a pagar con exclusiones de dos minutos, motivo por el cual cuando apenas se jugaban apenas diez minutos, dos jugadores árabes vieron la tarjeta roja por acumulación de tres sanciones.

Los Gladiadores supieron entonces sacar el máximo provecho y estirar las cifras hasta un 32-20 que habla a las claras de la diferencia que los “albicelestes” supieron obtener.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico