Los hoteles en la era de las redes sociales

Una nueva revolución parece estar llegando a la industria hotelera. Ahora pequeñas y grandes cadenas ofrecen servicios que hace un tiempo eran inimaginables. Desde estancias gratuitas de acuerdo al número de amigos en Facebook, hasta espacios acondicionados para hacerse un selfie.

No es disparatado afirmar que las redes sociales están transformando el mundo, una prueba de esto es que ahora ya no son solo herramientas de las que se puede valer un hotel para promocionar sus comodidades, sino que son capaces de llevar la experiencia del huésped a otro nivel.

Trivago.com, la página dedicada a buscar la mejor oferta en precios de hoteles de todo el mundo, detalló cuáles son las cadenas que ya cuentan con servicios especiales para los adictos a las redes.

Un claro ejemplo de esto es el hotel Sol Wave House de Mallorca, donde crearon la primera “Tweet Experience” del mundo, conectando el hotel con sus huéspedes en una comunidad social propia, la comunidad #SocialWave. Allí es posible seguir todos los eventos que tienen lugar en el hotel y conectar con otros huéspedes. El hotel tiene hasta suites especiales, las #tweetpartysuite, y un conserje virtual que atiende las peticiones e interactúa con la comunidad.

Por su parte, el Ushuaïa Ibiza Beach Hotel, es el primero en instalar el sistema Facebook Presence por el que huéspedes pueden compartir con sus amigos su experiencia en tiempo real. El sistema funciona con una pulsera que se sincroniza con el perfil de Facebook. Dentro del hotel hay varios puntos donde, al pasar la pulsera por un lector, se pueden registrar, hacer fotos y publicar un nuevo estado en el muro. Además, el Ushuaïa Ibiza Beach Hotel es el primero en el mundo donde se puede acceder y pagar con las huellas dactilares mediante el sistema PayTouch.

En Paris, el Four Seasons afirma ser la primera marca de hoteles en establecer una presencia global en Pinterest con su iniciativa Pin.Pack.Go. Se trata de un servicio de planificación de viajes que permite a los huéspedes o futuros clientes intercambiar ideas sobre un itinerario. La cadena anima a los usuarios a crear un tablero Pin.Pack.Go con fotos de sus vacaciones ideales. Tras invitar al hotel de la cadena y otros usuarios a colaborar en el tablero, el conserje virtual del hotel le ofrece recomendaciones personalizadas e itinerarios basados en sus pines.

Recibir descuentos por la cantidad de amigos que uno tiene es una realidad en el hotel Nordic Light de Estocolmo. El alojamiento acepta como moneda la influencia en las redes sociales de los huéspedes. Así, aquellos con un alto estatus en Facebook o Instagram pueden obtener grandes descuentos. Como contraprestación el hotel pide al huésped que comparta su experiencia en el alojamiento en esas redes sociales.

En tanto, el TRYP Times Square South de Nueva York fue en el primero de Estados Unidos en lanzar una red social interna. La LobbyFriend, está específicamente diseñada para sus huéspedes y a través de ella pueden hablar entre ellos pero también ponerse en contacto con el personal. Además, la interacción también se puede seguir en los dos monitores gigantes que hay en el lobby.

Finalmente el hotel 1888 es el primer hotel Instagram, además de promover acciones especiales en esta red social, diseñó un tour fotográfico alrededor del puerto Darling que señala dónde sacar las mejores fotos y un espacio para hacerse un selfie con el hashtag #1888hotel que aparece al momento en las pantallas de la recepción. Además, a los usuarios de Instagram con más de 10.000 seguidores el hotel les ofrece una noche gratis.

Fuente:

Dejá tu comentario