Los huesos encontrados ayer en San Martín y Chacabuco estaban cortados mecánicamente

Una trabajadora del servicio de recolección de residuos ayer por la tarde halló restos óseos en una batea situada en Patagonia y Misiones del barrio Jorge Newbery. Fuentes judiciales y policiales presumen que se trataría de restos humanos. Cuando comenzaron a investigar, parte de la basura se había levantado en San Martín y Chacabuco. En ese sector del Centro encontraron más huesos en una bolsa de residuos. "Eran unos huesos chiquitos, todos cortaditos como con sierra", describió una mujer que los observó. Ahora serán analizados para comprobar si se trata de huesos del mismo cuerpo esparcido en las cercanías entre el 9 y 10 de septiembre. A los restos hallados hace casi un mes no se le pudo extraer ADN porque el tejido tenía una degradación avanzada. Ahora peritarán los huesos largos en el CENPAT de Puerto Madryn para establecer su antigüedad.

Fueron encontrados ayer por la tarde más restos óseos, presuntamente humanos. Estaban en San Martín y Chacabuco, en la misma esquina en donde el 9 de septiembre diseminaron un pie entero cortado con sierra y otros huesos, todo dentro de un tacho de pintura de 20 litros con tierra, y polvo blanco.

Otros huesos fueron hallados ayer dentro de un tacho similar y con restos de tierra y polvo blanco. Los encontró una trabajadora de recolección de residuos en Patagonia y Misiones, del barrio Newbery.

Cuando comenzaron a investigar el recorrido del camión que los llevó, se encontraron con que el tacho de residuos había sido levantado en San Martín y Chacabuco.

Así, hasta allí llegó personal policial de la Seccional Primera y de la Brigada de Investigaciones junto a la Policía Científica para abrir una bolsa de consorcio y hallar entre tierra negra y polvo blanco más huesos. “Eran unos huesos chiquitos, todos cortaditos como con sierra”, describió una de las mujeres testigo del hallazgo.

Lo que se buscará es determinar es si los huesos corresponden primero a restos humanos, y luego si son parte del cuerpo descuartizado y diseminado entre el 9 y 10 de septiembre en San Martín y Chacabuco y Rivadavia y Urquiza, en pleno Centro de Comodoro Rivadavia.

Como un verdadero juego macabro, ayer los policías se sentían burlados y hasta impotentes frente a un posible psicópata que volvió a dejar restos de un cuerpo en la esquina de San Martín y Chacabuco, en donde no hay cámaras de seguridad de monitoreo urbano. Es un punto ciego de seguridad.

DE LOS RESTOS HALLADOS EN SEPTIEMBRE NO SE PUDO EXTRAER EL ADN

Hay que recordar qué ocurrió con los restos del cuerpo hallado a principios del mes pasado. Y para ello Canal 9 realizó un informe consultando a la doctora bioquímica Noelia Massari que estuvo a cargo de la reconstrucción del perfil genético de esos restos.

“De la antigüedad de los restos no podemos saber nada. Los restos no estaban conservados de una manera que se hubiese podido estipular el tiempo de descomposición, estaban cubiertos con un polvo blanquencino que se va a analizar mediante toxicología”, describió la especialista del Laboratorio Regional de Investigación Forense.

“En realidad lo que nosotros hacemos en casos de desaparición de personas o en casos en donde se trata de obtener un perfil genético; se obtiene unamuestra biológica, muestras biológicas pueden ser de tejido, de músculo, de huesos, dientes. En este caso se eligió trabajar con un resto de tejido para tratar de recuperar el perfil, pero muchas veces la degradación está tan avanzada que el ADN se descompone, se fragmenta, que no es posible amplificarlo para armar un perfil genético completo” dijo Massari, profesora de la carrera de Medicina de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco.

“El ADN se degrada porque las células cuando empiezan el proceso de muerte y descomposición uno de los procesos fisiológicos normales es el de ‘apoptosis’ que es una muerte celular programada, y dentro de ese proceso ocurre la degradación y descomposición por ciertas enzimas del ADN, nosotros amplificamos regiones específicas de ADN en distintos marcadores autosómicos, zonas de cromosomas que están dentro del núcleo y en base a eso construimos un perfil genético” comentó Massari.

La fiscal que está a cargo del caso es Cecilia Codina quien informó: “estamos tratando de determinar sexo, edad, medidas del cuerpo con antropólogos y pericias genética, se van a enviar al CENPAT. Se hizo una pericia inicial con la que se podría determinar el sexo, pero no fue posible por lo que tenemos que ir a otros centros con complejidad diferente”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico