Los huesos que Herrero plantó son del mismo cadáver

El adiestrador de perros fue detenido por colocar falsa evidencia en la búsqueda de Viviana Luna. La coincidencia en el cotejo entre el cráneo plantado en Mendoza y el maxilar "hallado" en Río Gallegos por el caso de Marcela López complica aún más su situación.

El adiestrador de perros, Marcos Herrero, fue imputado este martes por los delitos de falsa denuncia, falso testimonio, encubrimiento y usurpación de títulos y honores.

El adiestrador, que no tenía ningún tipo de permiso para realizar búsqueda de personas con sus canes, se ofrecía como perito de parte en causa de conmoción pública en distintos puntos del país.

60ba654e141dc.jpg

Fue el perito que en el mes de julio llegó a Río Gallegos para participar de la búsqueda de Marcela López y logró hallar un maxilar en el terreno de José Luis Balado, ex pareja de la mujer desaparecida.

Si bien el Laboratorio Regional Forense descartó que se tratara de Marcela, lo cierto es que la Fiscalía de Homicidios de Mendoza pidió el mes pasado una muestra para cotejar esos huesos con los que Herrero encontró en otro caso, el de Viviana Luna y que tampoco resultaron pertenecer a la mujer que desapareció en 2016 en Los Potrerillos.

1630794220354marcela lopez.jpg

Este martes a la mañana, en conferencia de prensa, el jefe de fiscales, Fernando Guzzo, confirmó que los restos encontrados en Río Gallegos y en Mendoza pertenecen al mismo cadáver.

"Estamos agradecidos del trabajo del Laboratorio de Huellas Genéticas, que determino dos cosas graves y muy importantes para la causa, que es que los mismos huesos que están en la provincia de Santa Cruz y el que se halló en Potrerillos pertenecen al mismo cuerpo. Es un masculino. Inclusive ambas muestras están contaminadas por el señor Marcos Herrero, lo que confirma nuestra sospecha de que los huesos fueron traídos y puestos por el señor Herrero", anunció Guzzo.

656C3CYDOBGHPOIOZS6BNXAMGQ (1).jpg

Vale mencionar que Herrero fue allanado el viernes en su vivienda de Viedma, provincia de Río Negro, y luego detenido y trasladado a Mendoza, tras una investigación que incluyó diversos testimonios y escuchas telefónicas que pudieron establecer su modus operandi. Por el momento, el adiestrador se niega a declarar.

Fuente: La Opinión Austral

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico