Los imputan de maniatar a un hombre y golpearlo pero recuperaron la libertad

Un hombre se comunicó ayer a las 2 con la policía diciendo que dos jóvenes a los que les había dado amparo en su casa lo habían maniatado y golpeado con un destornillador en Kilómetro 8. La policía detuvo a los sospechosos, oriundos de Trelew, uno con pedido de captura vigente y otro absuelto en un homicidio. Se los imputó en la Oficina Judicial y quedaron en libertad.

Un hombre de oficio remisero, identificado ante la policía como Axel Triviño, denunció en la comisaría de Kilómetro 8 que el miércoles, a las 17, se encontró con unos muchachos que vio tirados en la calle y los invitó a su casa.

Aparentemente, Triviño los había conocido anteriormente por lo que les invitó comida y empezaron a charlar en su vivienda. Según le dijo la víctima a la policía, los dos jóvenes comentaron que eran oriundos de Trelew y que uno de ellos había sido absuelto por un homicidio ante la muerte de un testigo. Mientras que el otro joven, decía tener un pedido de captura vigente por la Justicia de Trelew. En la sobremesa tomando bebidas alcohólicas, los jóvenes habrían entrado en confianza y contaron sus historias de vida.

Según les dijo Triviño a los policías, en un momento dado les pidió que se fueran porque a las 20 llegaban visitas a la vivienda. Entonces, uno de los jóvenes habría reaccionado violentamente diciéndole que él los quería “mandar al frente con la gorra”.

La policía informó que la víctima denunció que lo comenzaron a golpear en su propia vivienda y lo maniataron. Y que luego con un destornillador lo cortaron en las manos. Recién a la madrugada, alrededor de las 2 cuando los dos jóvenes habían dejado la vivienda, Triviño pudo desatarse y llamar a la policía.

Poco después los efectivos de Kilómetro 8 encontraron en las inmediaciones a los dos sospechosos portando mudas de ropa. Los detuvieron e identificaron.

Uno resultó ser Víctor Emanuel Garmendia, de 19 años, quien según la víctima fue el que dijo haber sido absuelto de un homicidio por la muerte de un testigo.

Cuando la policía le requisó sus prendas, encontró una cédula de notificación en la que precisamente se dejaba constancia de su absolución por un homicidio ocurrido el 6 de diciembre de 2013 en la villa del Dique Florentino Ameghino.

Mientras que el otro detenido fue identificado como Néstor Angel Argañaraz, de 19 años, con un pedido de captura vigente de la Oficina Judicial de Trelew. Los dos jóvenes dijeron ser oriundos del barrio Moreira 3, de la ciudad valletana.

EN LIBERTAD

Ayer a la mañana, tanto Garmendia como Argañaraz comparecieron en la respectiva audiencia de control de detención en la Oficina Judicial.

Allí la representante del Ministerio Público Fiscal, Natalia Gómez les imputó el delito de presuntas lesiones leves en concurso real con amenazas.

No se solicitó medida de prisión preventiva porque ambos imputados fijaron domicilio en la ciudad de Trelew donde se comprometieron a volver por sus propios medios. Es que desde la Oficina Judicial de esa ciudad, al ser comunicada la captura de Argañaraz, se respondió que no interesaba la detención y que se lo notifique en libertad.

Los dos imputados declararon ante el juez Miguel Caviglia y dieron su versión de los hechos y dijeron que estaba todo bien que con el denunciante, que eran amigos y que de repente los echó. Hubo una pelea y uno de ellos puso en escena un destornillador. También dijo que fue golpeado en el momento de la detención, por lo que el juez les concedió la posibilidad después de reservarse el derecho de hacer la correspondiente denuncia.

La detención no fue objetada por la defensora pública Lilian Bórquez y el juez dio por anoticiados a los imputados por el hecho que se investiga.

En este contexto, les decretó la prohibición de acercamiento al denunciante por seis meses que es el plazo que también se impuso para culminar con la investigación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico