Los motivos ocultos detrás de la salida de Tevez de Boca

El delantero anunció que se va del "Xeneize" en plena Copa Libertadores. Los motivos de su decisión.

En una conferencia de prensa junto al presidente Jorge Amor Ameal, Carlos Tévez anunció el final de su etapa como jugador de Boca. En su emotivo anuncio, el también evasor impositivo aseguró que “no es un adiós, sino un hasta pronto, a partir de ahora soy el Carlitos de la gente”.

Lejos de ser palabras inocentes, quien alguna vez fuera considerado “jugador del pueblo” desnuda las verdaderas intenciones tras su salida del “club de la Ribera”.

Según informaron fuentes cercanas tanto a Tévez como al oficialismo de Boca a minutouno.com, uno de los motivos de la abrupta decisión del futbolista es su pésima relación con el actual vicepresidente primero del club y líder del “Consejo de fútbol” Juan Román Riquelme. Puertas adentro aseguran directamente “se odian”. El asunto viene de larga data: Riquelme nunca le perdonó a Tevez su acercamiento a Diego Maradona.

La historia se inicia en la supuesta “cama” que Maradona con algunos jugadores de la Selección Argentina le hicieran al Coco Basile para que uno de los mejores de todos los tiempos llegue a dirigir la “albiceleste”. De público conocimiento es la gran relación de Riquelme con Basile y la historia que después tuvieron Maradona técnico y Riquelme jugador en la Selección: Maradona pasó de “Riquelme + 10” a “Riquelme para jugar se tiene que poder sacar un tipo de encima” en poco tiempo y Juan Román pegó el portazo mucho antes de Sudáfrica 2010. Tevez estuvo siempre al lado de Diego, y Riquelme nunca lo perdonó.

Años después, Boca los reencontró: Riquelme como as de la política del club y Tevez como jugador emblemático del plantel y los chispazos no tardaron en llegar. El Patrón Bermúdez, ladero de Riquelme, no tardó en salir a decir “cuando asumimos Tevez era una ex jugador”.

En ese entonces, Tevez eligió el silencio. Según pudo saber este medio, el delantero es consciente que es una de las caras visibles de una racha sin títulos internacionales y derrotas dolorosas con River. El jugador quería recuperarse y responder en la cancha, pero no lo logró.

Tras sucesivos fracasos (los títulos locales no conforman el paladar de nadie en Boca), Tevez y su entorno habrían realizado una dura evaluación: al ciclo de Miguel Ángel Russo lo ven totalmente terminado y creen que seguir es una exposición al ridículo en la serie que Boca deberá afrontar en octavos de final de Copa Libertadores ante el temible Atlético Mineiro.

El futbolista considera que Boca no traerá refuerzos de jerarquía en el corto plazo y, además, por si esto fuera poco, ve latente la posibilidad de que su clásico rival, River, se alce con su tercera Copa Libertadores en siete años.

En este complejo contexto, Tevez evalúa que la gestión Ameal-Riquelme será incapaz de ganar la ansiada séptima Libertadores y ve una posibilidad real de competir por la política de Boca: ¿el futuro tendrá una fórmula para el xeneize con Tevez de presidente, Mauricio Macri de vice y Martín Palermo de técnico? El tiempo lo dirá.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico